Ella nos tragó: una vivencia del huracán María

#escribo, #vidacotidianadeunaescritora, Artículos/Articles, de la vida, Inpirador/Inspirational

 

Silente salió de su cauce en la oscuridad nocturna para apoderarse de cientos de hogares, de mi hogar. Una mezcla de ansiedad y coraje se anidó en mi ser al ver lo que se aproximaba y yo, que estaba en mi lista de prioridades y nunca hice, no estaba preparada para su venida. El terror rasguñaba mi pecho en cada latir, la observaba perpleja, “Todo va a estar bien, con calma,” me dijo mi madre. Entré y le expliqué a mis hijos lo que ocurría mientras buscaba la escalera para bajar las maletas.

Una voz me dictaba lo que debía hacer no dejando que la ansiedad me detuviera. Mis hijos, tan asustados como yo, estaban enfocados en mis directrices mientras mi esposo y mi madre movían las guaguas a un lugar seguro. Guardé lo material de importancia, hice maletas, pusimos la gata en su casita con su comida, y junto a mi familia le hicimos frente a sabiendas que pasaremos por ella, pero ella ganaría la batalla.

Cerca uno del otro íbamos en fila, mi esposo al frente cargando al pequeño en su brazo izquierdo y en el derecho la gata. Le seguían de cerca mi madre, mi suegro y mi hija, quienes, cargados con bultos y maletas, se sumergieron en su cuerpo líquido. Sin pensar en lo que había en su interior, mi pie se sumergió en su frialdad y podredumbre. Mientras más avanzaba, su nivel sobre nosotros escalaba hasta llegar a la mitad del torso. Nuestro movimiento le hacía hablar y creaba ondas que se exparsían sobre su superficie y chocaban con la basura flotante y los escombros dejados por el temporal. El deseo latente de sobrevivencia nos empujaba a caminar. En la garganta el taco de la tristeza.

Nuestro tramo fue corto. Salimos de su fauce cargando no solo nuestras pertenencias, sino su líquida esencia en nuestra vestimenta y piel. Las miradas de los vecinos estaban clavadas en ella a la espera de su no deseada cercanía. La incertidumbre marcaba sus rostros como marcó el mío minutos atrás.

Por entre ramas de un gigantesco flamboyán arrancadas sin piedad por los vientos ciclónicos, caminamos con precaución y ligereza hasta el estacionamiento del banco donde las guaguas fueron estacionadas por mi madre y esposo. Respiré un poco aliviada, mas al mirar mi hogar al otro lado de la calle me di cuenta que ella estaba cerca de nosotros. Nos acecha como si deseara devorarnos. Era una advertencia de no mirar atrás, de no regresar a lo que ahora era parte de su dominio.

Marcados, marchamos a buscar una seguridad incierta atravesando la 167 que estaba bloqueada en parte por tendido eléctrico, árboles caídos y agua. Cerca del destino las luces añiles alumbraban la oscuridad a la distancia. Al llegar me bajé, subí las escaleras con llave en mano. Toqué a la puerta, le llamé con desespero tratando de encontrar la llave. Madrina, soñolienta, abrió sorprendida de verme.

“Se inundó mi hogar,” le dije.

“Vengan,” dijo, “aquí van a estar bien.”

Sin embargo, las noticias de que estaba cerca a nosotros y tal vez debíamos desalojar, mató cualquier sentimiento de seguridad. A donde ir se formulaba en mi mente a cada segundo. Mi madre, mi madrina y mi esposo verificaban qué debíamos hacer. A la espera calmaba a mis hijos y escuchaba la radio que daba noticias de que mi urbanización ella se la tragaba y había personas atrapadas en los techos de sus hogares. ¿A dónde ir?

“Nos quedamos, pase lo que pase. Si llega, subimos al tercer piso, pero no voy a sacar a mi familia a buscar un sitio seguro como están las calles de devastadas.”

Las voces maternas se hicieron eco de su determinación, “No nos vamos, eso no va a llegar aquí.”

Vertimos lágrimas copiosas a la realización de lo que pudo ser para nosotros de no darnos cuenta a tiempo, de no tomar decisiones de tener en nuestro hogar a nuestros seres queridos al no darle otra opción antes del devastador evento atmosférico. Esa, y cuatro adicionales, pernoctamos en techo ajeno, pero familiar a sabiendas que cientos no corrían la misma suerte.

Tres días después, fuí a reclamar mi hogar que ella finalmente abandonó y comenzar a borrar las huellas que dejó tras su paso. Al mirar habitación tras habitación, me doy cuenta que aún hay para continuar sin comenzar desde cero. El taco en la garganta se anidó, deseo llorar, pero me aguanto. No tengo derecho alguno de quejarme, ninguno. Traigo a mi mente las miles de personas que lo perdieron todo y miro el toque amargo que me tocó vivir. No tengo derecho alguno de quejarme, ninguno. A pesar de lo perdido, tengo cuando otros no tienen. Tengo y por lo tanto no he perdido. Todo lo contrario, ella nos azotó y nos obligó a caminar un sendero que nunca hubiésemos escogido por miedo a lo incierto. Uno que reeducó nuestra forma de ver nuestra sociedad y a valorar lo que tenemos. Todo comienza en casa, así que comenzamos a caminar ese nuevo sendero con mapo y cubo en mano.

Advertisements

Los retos veraniegos de una escritora

de la vida, Inpirador/Inspirational, mis letras

¿Qué son consignas de escritura? Son simples prácticas que estimulan el flujo de ideas y de la creación, al igual que ayudan a crear hábitos. Prácticas que deben ser parte de la rutina diaria por que las letras forman parte de la vida. Esas formulaciones de palabras escritas que nos convierten en forjadores de palabras, en escritores. Una existencia que abarca los extremos positivos y negativos de la vida convirtiéndola en una ardua y excitante. La temporada de vacaciones llegó, una pausa necesaria para los terruños y para las responsabilidades educativas de una madre. El hogar está en constante acción, se hará un poco difícil mantener la rutina establecida cuando en el pasado el hogar era presidido por el silencio y la calma. Para no perder la esperanza, un no es imposible despierta en el subconsciente abarcado de ideas, de… ¡Hay tanto por hacer!

Así que la escritora se embarca en una aventura veraniega y toma consignas de escritura para que ella no se aferre a la pereza. ¡Oh, verano! Tus promesas de descanso, de unas vacaciones etéreas son tentadoras.
image

Las consignas de escritura navegan por el internet como los peces en el océano. Son muchas y en inglés y español. Los miércoles será día de escoger entre tantas y el martes de arriba, el día de presentarlas. Puedes lector atreverte a realizarlas también y compartirlas conmigo. Es bueno leer, aprender y deleitarse del talento de los colegas. Es inspiración a la vez.

image

Retos se toman en partida triple, mientras mas se tengan se tiene la posibilidad que la mayoría se realizarán. El segundo, contemplado por el pasado año, llega desde Coursera en donde se ofrecen cursos gratuitos por universidades de varias partes del mundo. Por once semanas estudiaré, en inglés, el curso de Fantasy and Science Fiction: The human mind, our modern worldClass por el profesor Erik Rabkin de la Universidad de Michigan. El syllabus intimida con su larga lista de lectura, clásicos como Drácula de Bram Stocker, Poe, Grimm, Frankenstein de Shelley, Le Guin, entre otros. Todo será lecturas, ensayos, ensayos y más ensayos- no me quejo, adoro hacer ensayos-, y discusiones en foros. Ya he comenzado con Drácula…

Blogging U Challenge by WordPress, es el tercero. Tareas semanales como las consignas de escritura, pero enfocadas en mi bitacora (blog). Este espacio necesita dedicación constante y en él se derrama la palabra escrita nacida de la inspiración.

No hay receso veraniego para la escritora. Hay que darle tareas. Hay que aceitar su creatividad. Hay que enseñarle cosas nuevas y expandir su universo. Hay que alimentarla con letras.

Hasta la próxima y recuerda de la inspiración a la palabra escrita. Ánimate y toma retos literarios en este verano.

A.R. Román

Off to a writing adventure / En una aventura literaria

Inpirador/Inspirational, mis letras

Abajo podrás encontrar la versión en español

Salutations my fellow readers,

Wanting to take a minute to express my gratitude to you for your support, comments, follow and reads. Mink would not have been more than words if not for you.

So yes, I’m off on a writing adventure! There are words that need to be written both for AR’s Mink and my fiction in progress. I’m writing my second novel and needs dedication, lots of dedication. Creating new characters, a country and language, is a loving task; but one that is meticulous.

When the muses are near one must answer the call. Flowers and more flowers may be put for the muses, my guardian angels; prayers might be spoken; maybe a serene and dim light of a tea light on a corner. I will appreciate it.

I’ll leave the words that have been written, and hope you enjoy them. This is just a farewell, not a goodbye. Let’s read each other soon. Many blessings to you, my dear reader!



En una aventura literaria

Saludos mis queridos lectores,

Deseaba tomar un minuto para expresarles mi gratitud a ustedes por su apoyo, comentarios, el seguirme y la lectura. Mink no sería más que palabras, sino fuera por ustedes.

¡Sí, me retiro a una aventura literaria! Hay palabras que necesitan ser escritas tanto para AR’s Mink y la ficción en progreso. Estoy escribiendo mi segunda novela y necesita dedicación, mucha dedicación. Crear personajes nuevos, un país, y un lenguaje, es una tarea amorosa, pero una que es meticulosa.

¡Cuando las musas están cerca uno debe contestar su llamado! Flores y muchas flores pueden ser colocadas para las musas, mis ángeles guardianes; oración puede ser hablada; quizás una serena y tenue luz de una vela en una esquina. Te lo agradeceré.

Dejo las palabras ya escritas, y espero que las disfrutes nuevamente. Esto es tan solo un hasta luego, no un adiós. Leámonos pronto. ¡Muchas bendiciones para ti, mi querido lector!



Image that inspire

Images, Inpirador/Inspirational, mis letras

Today’s Tuesday image…
(La imagen de hoy es…)

An Image transforms to Inspiration and at the same time to the written Word.

(Una imagen se transforma en Inspiración y a su vez a la Palabra escrita.)


Version en español bajo estas palabras…

An image speaks and conveys feelings, ideas, fuels the imagination. What are those that come to you? Share them… Transfrom them into written Words that others could read and get inspire.

(Una imagen habla y transmite emociones, ideas, alimenta la imaginación. ¿Cuáles son las qué vienen a ti? Transformalas en Palabras escritas las que otros puedan leer y encontrar inspiración.)



Bookmark and Share


Más sobre imagenes y visión en el Rincón de mi Musa.


¡Comparte conmigo en Facebook!

Image that inspire

de la vida, Images, Inpirador/Inspirational, mis letras

Today’s Tuesday image…
(La imagen de hoy es…)

An Image transforms to Inspiration and at the same time to the written Word.

(Una imagen se transforma en Inspiración y a su vez a la Palabra escrita.)


Version en español bajo estas palabras…

An image speaks and conveys feelings, ideas, fuels the imagination. What are those that come to you? Share them… Transfrom them into written Words that others could read and get inspire.

(Una imagen habla y transmite emociones, ideas, alimenta la imaginación. ¿Cuáles son las qué vienen a ti? Transformalas en Palabras escritas las que otros puedan leer y encontrar inspiración. La imagen de hoy es…)



Bookmark and Share


Más sobre imagenes y visión en el Rincón de mi Musa.


¡Comparte conmigo en Facebook!

Ejercitando los sentidos

Artículos/Articles
Tomar fotos también ayuda a recordar sentimientos que hemos experimentado y que pueden utilizarse en historias o poemas.

Luego de la lluvia

Muchas veces cuando escribo trato de poder describir un sonido en partícular y las palabras se me escapan. Así que, tomo unos minutos y me retiro a mi jardín o salgo de paseo para escuchar y relajarme. Los escritores necesitamos no solo ejercitar nuestro cuerpo con una caminata o ejercicios que ayuden a nuestro sagrado templo carnal a estar sanos, también necesitamos ejercitar nuestros sentidos de vez en cuando. Hay varios ejercicios que realizo para poder estar más a tono con las descripciones que necesitan las historias. Estos me ayudan a que mis sentidos no sean pasivos, sino activos para así mejorar la calidad de mi escritura.

Días como hoy, lluviosos y refrescantes, me llenan de inspiración. Mi audición esta ya conectada con el sonido relajante del agua al caer, del choque de las gotas con el suelo o sobre las plantas de mi jardín. A mi visión le fascina pasearse sobre el verde de la naturaleza que adorna el pasillo externo y largo en el ala izquierda de mi casa, donde me refugio de vez en cuando a escribir. Al caer la lluvia todo se ve más limpio, lleno de vida, de paz y espiritualidad. Salgo a mojar mis pies para sentir el frío refrescante del agua que corre bajo la corriente, buscando escape a otros rumbos. Mi olfato se regocija con la brisa húmeda y serena que llega luego de un aguacero.

El ejercicio de los sentidos nos conecta más con nosotros mismo, pero a los seres creativos les da alas para explorar más activamente su imaginación, al poner en orden las ideas y dejar que fluyan con mayor facilidad. No solo escribir diariamente ayuda al escritor, pero tomar tiempo para activar los sentidos trae beneficios y evita el bloqueo mental.

En El Rincón de mi Musa, comparto esos ejercicios que utilizo para activar los sentidos. De mi para tí, ser creativo que busca y anhela más para alcanzar más. Ejercítalos uno por semana, y verás grandes diferencias en la forma en que te adentras en todo.


Bookmark and Share

____________________________________________________________

¡Comparte con nosotros en Facebook!

Facebook Group/Mink