Te revelo el título de AD2

¿A quién no le gusta compartir secretos que lleva guardando por meses? A mi me emociona hacerlo y suspirar de alivio. El título de la segunda entrega de Ascensión Divina es uno de esos secretos. El pasado jueves durante un Facebook Live en mi página, di a conocer varios detalles del libro, el título y leí un cantito del primer capítulo que le fascinó a los que lo escucharon. Yay!

Sigue leyendo

Tú preguntas, yo contesto

Sí, hay preguntas por hacer y respuestas por dar. Nada, que te invito a una ronda de preguntas y contestaciones el próximo 5 de marzo a las 6 pm en un Live por mi Instagram (dale click a la palabra para que me visites allí y me sigas y, por supuesto, seas parte del Live).

Recientemente hice una encuesta en Instagram para recopilar preguntas. Tenía curiosidad de saber si esos que siguen mi aventura por las redes sociales tenían preguntas para esta servidora. ¡Sí, tienen preguntas! Eso me emocionó y fue entonces que me di a la tarea de organizar este Live para compartir con todos ustedes. Así que no olvides la fecha del 5 de marzo a las 6 pm por Instagram, estaré haciendo el Live ¨Tú preguntas, yo contesto¨. Estaré hablando de literatura, de la vida de escritor, de escritura y otras cositas más.

¡No te lo pierdas! Mas si tienes alguna preguntita para mí, déjamela en la área de los comentarios para que sean parte del repertorio del Live.

Los dejo por ahora y espero verlos por Instagram. Un abrazo, lectores.

Alexandra


Una bendición, una cita

img_20190807_111956_566503466152932207489.jpg “Que mi amor te acompañe en los momentos de soledad y mi sabiduría te sirva para enfrentar los arduos.”  —Imugaru, Obsesión de Ascensión Divina

Con estas palabras de amor y consuelo, Imugaru, abuela de Narigua protagonista de Obsesión, le da su bendición. Ella conoce su corazón y por lo que está pasando y por tal una bendición que le inspire y le recuerde que su amor está siempre con él. 

Imugaru es una combinación de dos personas. Una está presente en mi vida y la otra no. Es una kahali fuerte, de toque sabio y amorosa. Mi abuela Pastora del Carmen Santiago Ortiz sirvió para desarrollar este personaje que llevo atado a mi corazón. Ella ya no está con nosotros, pero su amor siempre nos acompaña. Fue quien me enseñó a leer y dirigió mis pasos al lado de mi madre. Vivimos en su casa por muchos años y abuela siempre tenía una sonrisa en su rostro, una historia que contar. Escribir a Imugaru fue como estar al lado de mi abuela en ciertos momentos cuando pensaba cómo ella actuaría o diría en una situación en particular. 

Los personajes nacen a veces de una persona o varias. Para Imugaru deseaba que ella fuese ese toque maternal que necesitaba la historia. Una líder amada, una abuela que dirige y consiente. Pienso que en una historia de aventura y drama, siempre se necesita un toque como este que trae Imugaru a Obsesión

Conoce más de Imugaru en Obsesión, la primera entrega de la trilogía Ascensión Divina. Obsesión la puedes conseguir en formato Ebook a través de Amazon. 

Un abrazo, mis amores

Alexandra

 


El menú de los personajes de Ascensión Divina

¿Menú? Sí, preparé un menú para mis personajes de Ascensión Divina. Muchas veces cuando, como lectores, pensamos en una historia lo menos que nos pasa por la mente es la comida que van a ingerir los personajes. Estamos concentrados en su aventura y los conflictos que en esta enfrentan, que cuando comen nos es algo natural.

La presencia de alimentos en una historia le da a esos personajes un toque de humanidad. El autor les confiere una necesidad, la de alimentación. De lo contrario serían divinidades que la falta de alimento no los llevaría a la muerte. Aunque podemos hayar sus excepciones en el mundo mitológico. Un mortal para continuar su aventura necesita, como nosotros, alimentar su cuerpo. El autor también utiliza los alimentos de manera simbólica, para llevar un mensaje tajente, para dar a conocer el nivel social de sus personajes o celebrar un acontecimiento. Uno de los capítulos de ADI revuelve alrededor de una suculenta cena preparada con el objetivo de seducir a uno de los personajes.

Si te pones a explorar los diferentes libros de ciencia ficción, de fantasía, etc, encontrarás menús parecidos a los nuestros o típicos de la raza de esa historia. En A Song of Ice and Fire y The Lord of The Rings, vemos una dieta estilo medieval. En TLotR existe el “Lembas Bread” que es un pan estilo galleta que comen los elegantes duendes.

Menú en Ascensión Divina

Las dos razas principales de esta historia tienen una dieta muy parecida a la Taína y con influencias boricuas. Aquí te presento el menú de los alimentos y un poco de sus preparaciones.

Barbacoa

La palabra barbacoa nos llega de los taínos, por tal en AD sus carnes, peces y mariscos son asados. Aquí te va una listita para que se te haga la boca agua y termines con hambre cuando concluyas esta lectura.

  • Aves: guaraguao (halcón), cotorras, múcaros.
  • Reptiles: iguana, ranas y carey
  • Mamíferos: manatí, corí (conejo) y jutía (roedor)
  • Mariscos y pescados: dorado, langosta, chillo, róbalo, ostiones, tiburón, sardina, carrucho, pargo

Frutas

Tanto para comerlas como para preparar jugos:

  • Papaya, guanábana, güayaba, quenepa, mamey, piña, jobo, tuna (cactus para jugo)

Viandas y Vegetales

La yuca era importante en la dieta taína, así como en la de las razas principales de Ascensión Divina. De esta se hace el casabe, un pan en forma de torta y autóctono de aquí, así como se prepara una bebida alcohólica. También están presentes otras viandas y vegetales que se hervían como la yautía, batata, maíz, frijoles y calabaza. Para dar sabor utilizan la pimienta, el recao, los pimientos, y el ají. Usan la sal que fue introducida por una tercera raza en AD.

Bebidas Alcohólicas

¡Sí, leíste bien! Los taínos fermentaban bebidas que ingerían en su diario vivir. ¡O sea, se daban su palo! Por tal existen en Ascensión Divina estas bebidas, de las que algunas he probado; las otras espero poder algún día hacerlo.

  • Maví una bebida que se hace hirviendo la corteza del árbol Columbrina elliptica
  • Yuca fermentada
  • Mamey fermentado
  • Chicha una bebida de maíz fermentado que también era hecha con otros vegetales y frutas.
  • Pitorro, o ron caña, este no podía faltar porque es uno boricua y me encanta. Introducido a las bebidas de mis personajes al estos incorporar la caña de azúcar traída por la tercera raza.

Es una dieta saludable y balanceada. Estoy segura que al igual que a mí te ha dado hambre. ¡Qué más da! A comer se ha dicho.

Esta entrada me ha dado una gran idea. No estaría mal ofrecer este menú en una fiesta pequeña cuando salga el libro. ¿Qué piensas?

Nos leemos pronto,

Alexandra Román


Soltar la mano

De vez en cuando tomo mi #SharpiePen y mi libreta y escribo cualquier tontería. Me pica la mano. No hay razón para hacerlo, sino el deseo de trazar letras en un papel sin pensar en que será leído o compartido. Los artistas hacen garabatos, lo veo día a día, vivo con una. Practican en un pedazo de papel dibujos que desean perfeccionar o traer ideas a lo concreto en cuestión de minutos. Minutos que le han robado al tiempo mientras esperan la comida, que le hagan parte de una conversación…

5406459295_9a5de0284c_z

Photo credit: erink_photography via Scandinavian / CC BY

Nuestros garabatos son diferentes, son palabras a veces sin sentido que se trazan en el papel sin razón alguna y que inexplicablemente traen al alma escritora satisfacción. Mis libretas están llenas de esos trazos sin fundamento que se le escaparon al alma.

¿Pero son importantes? ¿Son necesarios en nuestras vidas? Todo lo que hacemos tiene importancia, se crea para satisfacción propia y la del otro individuo. Mas estos garabatos son personales y por tal tienen una pizca de importancia en la necesidad creativa de nuestra existencia. Nada extraordinario, solo una simple descarga del alma creativa a la realidad. Se quedan marcados en papeles que solo son para tus ojos y que solo uno entiende. Sí son necesarios, hay que hacerlos. Me gusta hacerlos. Les llamo las notas alcalce de mi vida. ¡Tonto, no! No para mí y estoy segura que tienes, como escritor, una libreta, o varias, marcadas con las notas alcalce de tu vida. Que ríes al leerlas, que te preguntas por qué escribiste eso, o qué pensaste al escribirlo. Quizás hasta recuerdes el momento que vivías al hacerlo.

De vez en cuando, uno que otro tiene sentido y pasa a otra realidad en mis escritos. Tenían una razón para existir, pero de esto solo hay pocos. Por eso hay que soltarlos a la realidad.

¿Sueltas tu mano de vez en cuando?