El menú de los personajes de Ascensión Divina

#escribo, #latinaescribefantasia, #latinawritesfantasy, Artículos/Articles, ficción, fantasía, fantasy, fiction, literatura, literature

¿Menú? Sí, preparé un menú para mis personajes de Ascensión Divina. Muchas veces cuando, como lectores, pensamos en una historia lo menos que nos pasa por la mente es la comida que van a ingerir los personajes. Estamos concentrados en su aventura y los conflictos que en esta enfrentan, que cuando comen nos es algo natural.

La presencia de alimentos en una historia le da a esos personajes un toque de humanidad. El autor les confiere una necesidad, la de alimentación. De lo contrario serían divinidades que la falta de alimento no los llevaría a la muerte. Aunque podemos hayar sus excepciones en el mundo mitológico. Un mortal para continuar su aventura necesita, como nosotros, alimentar su cuerpo. El autor también utiliza los alimentos de manera simbólica, para llevar un mensaje tajente, para dar a conocer el nivel social de sus personajes o celebrar un acontecimiento. Uno de los capítulos de ADI revuelve alrededor de una suculenta cena preparada con el objetivo de seducir a uno de los personajes.

Si te pones a explorar los diferentes libros de ciencia ficción, de fantasía, etc, encontrarás menús parecidos a los nuestros o típicos de la raza de esa historia. En A Song of Ice and Fire y The Lord of The Rings, vemos una dieta estilo medieval. En TLotR existe el “Lembas Bread” que es un pan estilo galleta que comen los elegantes duendes.

Menú en Ascensión Divina

Las dos razas principales de esta historia tienen una dieta muy parecida a la Taína y con influencias boricuas. Aquí te presento el menú de los alimentos y un poco de sus preparaciones.

Barbacoa

La palabra barbacoa nos llega de los taínos, por tal en AD sus carnes, peces y mariscos son asados. Aquí te va una listita para que se te haga la boca agua y termines con hambre cuando concluyas esta lectura.

  • Aves: guaraguao (halcón), cotorras, múcaros.
  • Reptiles: iguana, ranas y carey
  • Mamíferos: manatí, corí (conejo) y jutía (roedor)
  • Mariscos y pescados: dorado, langosta, chillo, róbalo, ostiones, tiburón, sardina, carrucho, pargo

Frutas

Tanto para comerlas como para preparar jugos:

  • Papaya, guanábana, güayaba, quenepa, mamey, piña, jobo, tuna (cactus para jugo)

Viandas y Vegetales

La yuca era importante en la dieta taína, así como en la de las razas principales de Ascensión Divina. De esta se hace el casabe, un pan en forma de torta y autóctono de aquí, así como se prepara una bebida alcohólica. También están presentes otras viandas y vegetales que se hervían como la yautía, batata, maíz, frijoles y calabaza. Para dar sabor utilizan la pimienta, el recao, los pimientos, y el ají. Usan la sal que fue introducida por una tercera raza en AD.

Bebidas Alcohólicas

¡Sí, leíste bien! Los taínos fermentaban bebidas que ingerían en su diario vivir. ¡O sea, se daban su palo! Por tal existen en Ascensión Divina estas bebidas, de las que algunas he probado; las otras espero poder algún día hacerlo.

  • Maví una bebida que se hace hirviendo la corteza del árbol Columbrina elliptica
  • Yuca fermentada
  • Mamey fermentado
  • Chicha una bebida de maíz fermentado que también era hecha con otros vegetales y frutas.
  • Pitorro, o ron caña, este no podía faltar porque es uno boricua y me encanta. Introducido a las bebidas de mis personajes al estos incorporar la caña de azúcar traída por la tercera raza.

Es una dieta saludable y balanceada. Estoy segura que al igual que a mí te ha dado hambre. ¡Qué más da! A comer se ha dicho.

Esta entrada me ha dado una gran idea. No estaría mal ofrecer este menú en una fiesta pequeña cuando salga el libro. ¿Qué piensas?

Nos leemos pronto,

Alexandra Román

Advertisements

La impaciencia me llevó a errar

#escribo, #latinaescribefantasia, #latinawritesfantasy, Artículos/Articles, de la vida

Es una lección de vida que llevo clavada en el alma y que nunca olvidaré. Una que ha sido mi maestra en mis proyectos literarios y, a veces, en lo personal. No hablo mucho de ella como si fuese un secreto que no deseo compartir con nadie. Tengo mis razones, pero hoy las pongo a un lado para traer a la luz esa equivocación en mi carrera como escritora.

Para eso del 2009, si mi mente no me falla, di luz a una historia de fantasía. Amo esa historia y se me parte el alma cada vez que pienso en ella. Su joven heroína, una escritora, ha perdido su inspiración tras la muerte de su padre. No encuentra las palabras para contar sus historias y se lanza a los brazos de la desesperación. Su mejor amiga da con su posible solución y la lleva a la casa de su abuela que es una egiptóloga retirada. Es la abuela quien le revela que en Egipto, en una tumba recientemente descubierta, se haya la manera de llegar al Valle de la Inspiración. Este valle, dominio del dios Tot, fue visitado por muchos escribas y poetas egipcios quienes como ella perdieron su inspiración. Sin nada que perder, la joven heroína se embarca a buscar el valle y en esa aventura encontrará lo que realmente está buscando.

Sí, adoro esa historia que surgió de una simple pregunta y le dio riendas sueltas a mi imaginación. Y mientras escribo estas palabras se escapan varias lágrimas. Pero, ¿cuál fue el error? La impaciencia por sacarla al plano de la realidad: verla impresa. No me di el tiempo necesario para editarla correctamente y hasta errores gramaticales tiene. No le di la madurez que cada historia a ser leída se merece.

Este error es ahora mi maestro de vida, mi guía para otros trabajos literarios. Sin embargo, durante esa trayectoria tuve la oportunidad de conocer escritores y poetas con los que aún mantego contacto y que me han enriquecido de sobremanera. ¡No todo fue cuesta abajo! De los errores se aprende, dicen aquí en la Isla del Encanto, y ellos nos ayudan a convertirnos en mejores personas. Soy una versión mejorada de la escritora que era en ese entonces y me enorgullece verla en el espejo, leerla en las palabras.

Estoy sonriendo en estos momentos. Compartir esto con ustedes es quitarme una pena que he cargado por mucho tiempo. Se cometen errores diariamente, pero lo importante es aprender, levantarse y no darse por vencido por la vergüenza que puede uno sentir a causa del error. Aceptarlos, como he hecho en este momento, sana y da fuerzas a seguir andando.

El pasado mes me inscribí a tomar el “Masterclass de Margaret Atwood“. Ella dijo unas palabras que se han quedado en mi mente y las repito constantemente y son las que me llevaron a compartit esta historia contigo:

Te conviertes en un escritor al escribir, no hay otra manera. Así que hazlo, hazlo más, hazlo mejor. Si fallas, falla mejor.

Hasta la próxima, un abrazo.
Alexandra Román

Lunes de Mí / Monday Me

#escribo, #latinaescribefantasia, #latinawritesfantasy, #vidacotidianadeunaescritora, de la vida

English version below the Spanish one

✒Esto es un Lunes de Mí. Revelando un poco quien soy. Algunos los conoces, otros, pues… me los he guardado como tímida, introvertida, miedosa, impaciente. Con mis amigos no lo soy, pero sí con los que acabo de conocer o estoy conociendo. Así que tenme paciencia que voy poco a poquito contigo, pero de seguro tendremos una hermosa amistad. Advertencia, luego no te asustes 🤣.

¡Abrazos, queridos!


English version

This is Monday Me. Revealing a bit of who I am. In the photo says that I am a mother, daughter, fantasy lover, wife, creative, romantic, Spanglish speaker, friend, daughter of God. These are the ones you know about me. But the ones you don’t are scary, shy, introvert and impatient. With my friends I am not those last ones, but am with people am getting to know. So have patience with me I’m taking it slowly with you, but surely we’ll have a beautiful friendship. Warning, don’t get scared afterwards 🤣.

Hugs, beautiful people!

Soltar la mano

#escribo, #latinaescribefantasia, #latinawritesfantasy, #vidacotidianadeunaescritora, Artículos/Articles, de la vida

De vez en cuando tomo mi #SharpiePen y mi libreta y escribo cualquier tontería. Me pica la mano. No hay razón para hacerlo, sino el deseo de trazar letras en un papel sin pensar en que será leído o compartido. Los artistas hacen garabatos, lo veo día a día, vivo con una. Practican en un pedazo de papel dibujos que desean perfeccionar o traer ideas a lo concreto en cuestión de minutos. Minutos que le han robado al tiempo mientras esperan la comida, que le hagan parte de una conversación…

5406459295_9a5de0284c_z

Photo credit: erink_photography via Scandinavian / CC BY

Nuestros garabatos son diferentes, son palabras a veces sin sentido que se trazan en el papel sin razón alguna y que inexplicablemente traen al alma escritora satisfacción. Mis libretas están llenas de esos trazos sin fundamento que se le escaparon al alma.

¿Pero son importantes? ¿Son necesarios en nuestras vidas? Todo lo que hacemos tiene importancia, se crea para satisfacción propia y la del otro individuo. Mas estos garabatos son personales y por tal tienen una pizca de importancia en la necesidad creativa de nuestra existencia. Nada extraordinario, solo una simple descarga del alma creativa a la realidad. Se quedan marcados en papeles que solo son para tus ojos y que solo uno entiende. Sí son necesarios, hay que hacerlos. Me gusta hacerlos. Les llamo las notas alcalce de mi vida. ¡Tonto, no! No para mí y estoy segura que tienes, como escritor, una libreta, o varias, marcadas con las notas alcalce de tu vida. Que ríes al leerlas, que te preguntas por qué escribiste eso, o qué pensaste al escribirlo. Quizás hasta recuerdes el momento que vivías al hacerlo.

De vez en cuando, uno que otro tiene sentido y pasa a otra realidad en mis escritos. Tenían una razón para existir, pero de esto solo hay pocos. Por eso hay que soltarlos a la realidad.

¿Sueltas tu mano de vez en cuando?