Serie- Vida cotidiana de una escritora #2: Lucha

#escribo, #vidacotidianadeunaescritora, Artículos/Articles, de la vida

Se siente el azote cálido de la brisa que viajó a través de las casas de la urbanización, recorrió suavemente el asfalto y recogió el vapor que de estos emerge y le convierte de refrescante a insoportable. La piel pegajosa pide refrescarse, pero ni tan siquiera el líquido frío que baja por la garganta alivia. La energía eléctrica cada día está más cara y el bolsillo escaso de recurso, por tal no enciendo el aire acondicionado para aliviar la onda de calor. El trópico, irónicamente paraíso caribeño, nos quema. Tan solo estamos a principios de Junio, ¿qué nos deparará Julio y Agosto?

Entre esta adversidad mi alma lucha. Busca quién es en un mar de incertidumbres. Encuentra alivio en las vivencias de aquellos que no se dieron por vencidos, pero quema la incertidumbre tal y como el trópico hace con el cuerpo. ¡Quizás por eso el calor se siente aún más fuerte! Tiembla el alma ante la batalla. ¡Lucha!, grita el espíritu desde el fondo, mas el alma no responde al grito.

Me he arrodillado ante la pereza y le he servido incondicionalmente por estos últimos meses. Ella me ha dado consuelo en una falsa comodidad, en falsas ideas. Mi cabeza sobre su regazo descansa y me siento como en un sueño donde todo está bien y nada falta. Tiembla el alma ante la batalla. Lee lecturas de la biblia por las mañanas para alimentarse y fortalecerse y reza por las noches con su familia. Mas se niega en trazar a la espera de una acción que traiga una reacción. ¡Despierta!, grita el espíritu desde el fondo, mas el alma no responde al grito.

1303726321_06cbd87814_b

Photo credit: jot.punkt via Foter.com / CC BY

¡Lucha!, vuelve a gritar con todas sus fuerzas. ¡Despierta!, escuchó el alma y mi cabeza se levanta de sobre el regazo. No luches más contra lo inevitable, lucha por lo que puedes hacer. Es a Su tiempo y no al tuyo.

Se ha malgastado un tiempo valioso que no se podrá recuperar. A la realización, se acerca la culpa sonriente y susurra sus palabras venenosas al oído. Deja que hable, no sucumbas a sus encantos. Los fuertes la ignoran. Detrás de ella la pereza espera paciente por el llamado que la traiga de vuelta. ¡Oh, alma mía, como te he maltratado!

Comienzo a trazarlas en el computador, mientras lucho con el deseo de abandonarles. Letra a letra, duelen. Duele el intento. Duele el soñar con lo próximo a decir. Duele el encanto que traen al alma y la satisfacción de un anhelo cumplido de convertirle de una reacción química neuronal existente en la mente a un producto concreto que pueda ser percibido por otros sentidos. El dolor se convierte en una seducción a mis sentidos, en fuego que quema y enciende la pasión. Respiro, sonrío. Mas la pereza está cerca aún, esperando por el llamado que la traiga de vuelta. Lucha, que te duela en el alma, lucha, susurra el espíritu. ¡Qué sin lucha no hay victoria para el alma!

Featured Photo credit: markingleukc via Foter.com / CC BY
Advertisements

…of myself / …de mi misma

Inpirador/Inspirational, mis letras, Poesía/Poetry

Versión en Español, abajo.

Apollo awakes, wraps my being
with his strong warm embrace and
there beside me is your silhouette.
You are a vision of obscure magnificence.
What I would never be, but am in you.
A changeling of my soul slim and tall,
short, hardly there in a deem site.
Never unexpected your thrive by my side,
at my back, in front. A silent companion
caressing what’s at my feet, I comfy in you
the darkness in me. Wear it on your onyx
skin as your symbol, my reminder of what
I might be of my future self.


…de mí

Apolo despierta, envuelve mi ser
Con su fuerte cálido abrazo y allí
a mi lado está tu silueta. Eres una obscura
visión magnifica. Lo que pude ser, pero
que soy en ti. Un cambiante de mi alma;
delgada, alta, pequeña, casi invisible en
un lugar tenue. Nunca inesperada, prosperas
a mi lado, a mis espalda, en mi frente. Compañera
silenciosa que acaricias lo que a mis pies está,
en ti confío la oscuridad en mí. Utilízala en tu piel de
Ónix, mi recuerdo de lo que puedo ser en un futuro.



El beso de una cruz

Artículos/Articles

Tu dulce beso despertó

En mi la posibilidad de tenerte.

De ahogarte con mis besos.

Posando mis ojos en ti,

Mi corazón se conforma.

Se tranquilizan mis hormonas.

¡Despierta de este sueño! ¡Despierta!

¡Oh, cuánto deseo poseer tus labios!

¿Cuál será mi cruel destino?

Pues tenerte no puedo,

Y si te tengo…

Me arroparán las llamas del infierno.

¡Cruel amor!

Desgarras mi corazón

Trayendo a mi vida un imposible.

Es una cruz que clava mi espíritu.

Más tus palabras son aliento

De vida para mi alma en perdición.

Mi inmadurez de amarte

Es el pecado más grande,

En la obsesión de este amor.