Sestina, a poetic form

Underneath my desk there’s a sort of hidden from the eye small bookshelf were I’ve smuggled away my writing magazines. The other day, haven’t checked them out in a long time, I took one out randomly just for the fun of it thinking I might find something new from pages I’ve browsed many times. Indeed I did!

On page 15 of the Writer’s Digest from May/June 2010, I found a poetic challenge based on a sestina. I’ve never heard of this type of poetic form. That only meant one thing, Research! Love doing research, is like an adventure for the mind.

So on to the internet world I went.

A bit of history from the cyber world

The archives of the cyber world Poetry Foundation, defines the sestina as “A complex French verse form, usually unrhymed, consisting of six stanzas of six lines each and a three-line envoy. The end words of the first stanza are repeated in a different order as end words in each of the subsequent five stanzas; the closing envoy contains all six words, two per line, placed in the middle and at the end of the three lines. The patterns of word repetition are as follows, with each number representing the final word of a line, and each row of numbers representing a stanza:

1 2 3 4 5 6
6 1 5 2 4 3
3 6 4 1 2 5
5 3 2 6 1 4
4 5 1 3 6 2
2 4 6 5 3 1
(6 2) (1 4) (5 3)

At The American Scholar, the archives state it dates “back to the Middle Ages”. While the book “A History of French Versification”, page 282, indicates that “the sestina was imported into France in the sixteenth century from Italy were it had been cultivated by Dante, Petrarch, Firenzoula, Sannazaro, Tasso and other poets.” But the first French to try it was Portus de Tyrant.

historyoffrenchv00kastuoft_0308

On the other hand, the essay Sestina making reference to “The Making of a Poem”, states “the inventor of the sestina, Arnaut Daniel, belonged to a group of twelfth-century poets–the troubadours” who appeared “in southern France in the twelfth century. Their name is most certainly extracted from the verb trobar–meaning “to invent or compose verse”. They sang–their poems.” The “difficult complex style was called the trobar clus. The sestina was part of the trobar clus.  It was the form for a master troubadour.”

Now we know, let’s read an example

Sestina by Elizabeth Bishop (taken from Poem Hunter)

September rain falls on the house.
In the failing light, the old grandmother
sits in the kitchen with the child
beside the Little Marvel Stove,
reading the jokes from the almanac,
laughing and talking to hide her tears.

She thinks that her equinoctial tears
and the rain that beats on the roof of the house
were both foretold by the almanac,
but only known to a grandmother.
The iron kettle sings on the stove.
She cuts some bread and says to the child,

It’s time for tea now; but the child
is watching the teakettle’s small hard tears
dance like mad on the hot black stove,
the way the rain must dance on the house.
Tidying up, the old grandmother
hangs up the clever almanac

on its string. Birdlike, the almanac
hovers half open above the child,
hovers above the old grandmother
and her teacup full of dark brown tears.
She shivers and says she thinks the house
feels chilly, and puts more wood in the stove.

It was to be, says the Marvel Stove.
I know what I know, says the almanac.
With crayons the child draws a rigid house
and a winding pathway. Then the child
puts in a man with buttons like tears
and shows it proudly to the grandmother.

But secretly, while the grandmother
busies herself about the stove,
the little moons fall down like tears
from between the pages of the almanac
into the flower bed the child
has carefully placed in the front of the house.

Time to plant tears, says the almanac.
The grandmother sings to the marvelous stove
and the child draws another inscrutable house.

My other favorite is the poem “The Painter” by Jonh Ashbery, which you can read at the Poetry Foundation.

Here’s my rendition

Taking upon the scary task has been long and arduous (a three day endeavor), but exciting. Here are my chosen words, which I got from Sestinas: browse or built your own in order not to go crazy in choosing ones:

1 forest
2 rain
3 people
4 river
5 animal
6 branch

Remember the stanza?

1 2 3 4 5 6
6 1 5 2 4 3
3 6 4 1 2 5
5 3 2 6 1 4
4 5 1 3 6 2
2 4 6 5 3 1
(6 2) (1 4) (5 3)

My Sestina: 

The animal of the forest

The air, heavy with humidity, smelled fresh in the forest.
We were engulfed by walls of green wet by morning rain.
Scattered, stood leisure pavilions for people.
Flowing elegantly and inviting was the river,
the artery that feeds life to every single plant and animal.
A bird of gray plumage sang from a distant branch.

What would I give to stay in placid state on that branch!
To explore the beating heart that is this forest
to my country. Must I become an animal
of its fauna? A leaf to be caressed by rain?
A drop of water in its major vein, the river?
Oh, but I can’t change my nature, being part of the people!

Enjoy the smell, the peace and beauty, my people!
The shadow upon you created by every single branch.
The clear refreshing liquid of the river
that calls you to bathe as an hypnotic chant of the forest.
Dance an areyto like the Taino did under the rain.
Sleep underneath the black canopy as would an animal.

It is not a keeper, the animal,
but a resident. So it comes to us, the people,
who enjoy the richness of every drop of rain,
who should become an extended branch
in the world beyond this majestic living forest,
who should bestow life, as life is bestow upon it by the river.

Do you hear the hypotonic chant of the river?
Don’t you feel the peace of the animal
of gray plumage as it sings proudly to the forest?
Close your eyes and breathe it in, my people!
Climb the trunk and stand on the branch.
Be reborn by the blessed waters of the rain.

Your selfishness watched away by the rain
have flowed down the currents of the river.
The shadow, look, now you’re part of the branch.
You’re no longer an inhuman, an animal.
Enjoy the smell, the peace and beauty, my people!
Be engulfed by the green walls of the forest.

On a distant branch wet by rain;
in a forest that lived for a river;
there was an animal, who was part of the people.

Your turn

It’s a bit daunting the task of composing a Sestina, but a challenge you should take upon. Why? For the fun of it, for the love of creating, for the love of writing… But mainly for passion. We must embark at times in untraveled waters to help our creativity grow and expand. Is an adventure where we step away from our comfort zone. Chose your six words and create a sestina. Happy writings!


Jorge O. Torres: “Tiernas impresiones” e “Inventario” / Lloréns Torres, poeta puertorriqueño

 Ingeniero y Poeta Colombiano, que desde temprana edad encontró en las letras el lienzo que conduciría la expresión en un estilo marcadamente contemporáneo. Jorge, que nunca se apartó de la poesía en el transcurso de sus estudios universitarios, fue consolidando su literatura en varios libros de poemas que anuncian la creación de un lenguaje poético, con un permanente ejercicio de habilidad verbal y que determina la expresión como una experiencia en el entorno de la palabra. En los últimos años, a plasmado su estructura fundamental, su concepto, a través de los cuales se manifiestan diversos caracteres e influencias poéticas, en la visión del trópico de la fuerza amorosa, densa, febril, alucinada del romanticismo humano. Jorge, que actualmente reside en la capital Colombiana, junto con su familia, ejerce su profesión de ingeniero permanentemente sin que esto desvíe el constante enriquecimiento literario.


Tiernas imprecisiones

Que es aquello que gira, alucina
y avanza como escritura en mis sienes,

pero que es aquello que venero con
golpes de viento,
con la hora apacible,
fantástica…

acaso fuera éste el atajo sobre la niebla
pues alma mía me conmueves,
me devoras de palabras,
desarrollas el poema de mis revoluciones,
en música y discurso
en olor a pensamientos numerosos
como si la piel alcanzara tu risa para vestir
mi nombre

si es aquello lo que Dicta el lugar de su volumen
y el terso nombre seduce el impulso
pues una cuita en los ojos pretende
ser siempre una melodía
con paso inocentemente nocturno

y ahora yo con pincel de lluvia
llenando de versos la boca
con haz verde
con norte
como lo gravitado desvelando mi sueño
tu pensamiento,
mi asombro,
mi puerto

soy latino en el espejo y en el ombligo
por privilegios
alego mis tiernas imprecisiones
no me rebajes del reproche
de graduarme intensamente,
en la mirada que te pertenece

pero cuando el tiempo esté por irse
destilo mi lápiz
porque al tocarlo el tiempo no nos hiere
el excesivo fasto
yo escribo tus fronteras
porque la libertad es una llama
que florece

ni esto que hace ruidos de anhelos con los dedos
rozando la piel de mi ventisca,

nadie puede
augurar un otoño
nadie puede inventarse las raíces
de tu nombre
aún cuando la selva sean mi carne,
mis ojos.


Inventario

digamos,
un sol tan preciso,
un árbol,
la sonrisa de un diámetro
con tanto grado
y ropa
murmulla
un grafo de agazajos,
tiza,
hueso,
digamos,
un soborno
sobre los labios
un verso,
del mar en un nùmero exacto,
digamos
iguanas, en agua
en tierra,
descalzas de planetas,
italia
una nube de rosas, una mancha,
bahía de un café deshabitado,
mi lengua,
té,
arena y viento,
delirio,
mi suspiro,

tu,

la resta
perfecta
del inventario.

©Jorge O. Torres para el poema Tiernas impresiones e Inventario. Todos los derechos reservados.


Luis Lloréns Torres, poeta puertorriqueño y uno de mis favoritos, de quien comparto el poema “A Puerto Rico“. ¡Qué lo disfruten!


Poeta y periodista puertorriqueño. Nació en Juana Díaz y falleció en Santurce. Como poeta, principió con la corriente o escuela modernista, pasando subsiguientemente al estilo y modalidad costumbrista, sin dejar enteramente el ya agotado romanticismo, pues viene asociado a esta escuela al espíritu nacionalista y patriótico por el que pasaba Puerto Rico en esa época de sentimientos independistas y nacionalistas. Mucha de la poesía de Luis Lloréns está influenciada por su militancia política y por el naciente criollismo literario en boga. Es frecuente encontrarse en su poemario con el folklorismo jíbaro y el costumbrismo popular en general. (Biografía sacada de http://www.los-poetas.com, donde puedes encontrar más poetas mundiales)


A PUERTO RICO

La América fue tuya. Fue tuya en la corona
embrujada de plumas del cacique Agüeybana,
que traía el misterio de una noche de siglos
y quemóse en el rayo de sol de una mañana.

El África fue tuya. Fue tuya en las esclavas
que el surco roturaron, al sol canicular.
Tenían la piel negra y España les dio un beso
y las volvió criollas de luz crepuscular.

También fue tuya España. Y fue San Juan la joya,
que aquella madre vieja y madre todavía,
prendió de tu recuerdo como un brillante al aire

sobre el aro de oro que ciñe la bahía.
¿Y el Yanki de alto cuerpo y alma infantil quizás?…
¡E1 Yanki no fue tuyo ni lo será jamás!



Mara Mariposa: Manuela la Partera / Susi de la Torre: Dos Meses


Mara Mariposa es maestra y poetisa nacida el 9 de septiembre de 1979 en New Jersey. Es su madre la señora María Robles, y aunque al nombre de su padre no profiere dar ningún mérito, es precisamente de éste de quien hereda la vena poética. Es ella la menor de una pequeña familia de dos hijos, y criándose con el ejemplo de una madre divorciada, fuerte y luchadora (siendo, posteriormente, ella misma reflejada en ese espejo) gran parte de su obra es un homenaje respetuoso a la mujer y un brío de aliento por sus múltiples gestas.


Manuela la Partera

Ginebra, ginebra pa’ Manuela,
la de la larga y prieta melena,
la de los ojos celeste almendra.

Se le acomodan tantas horas a cuestas…
por eso: ginebra pa’ Manuela.

Saquen la botella que por ahí viene ella
a sonar las campanitas por la casa entera
del llanto del nene o la nena.

Viene Manuela, mujer fuerte y bella,
a alumbrarnos con vida nueva,
salpicando su piel y su tela,
ambos de un blanco gardenia,
con los rojos y coloraos’ candela
de un vientre negro tiniebla.

Por ahí viene Manuela la Partera,
ginebra pa’ ella y agua pa’ Filomena,
su fiel e inseparable yegua.

Viene la recibidora de querubes desnudos,
violáceos, huesudos y pellejudos.

Siempre y cuando que en la alacena exista
un buche de rancia ginebra
cada nuevo jibarito de este lao’ de la isla
será bautizado con el aliento
fuerte y suave de bayas y enebro
de Manuela,
nuestra partera.

©Mara Mariposa para el poema Manuela la Partera. Todos los derechos reservados.


Susi de la Torre se describe a sí misma en diversas palabras: “Distintas, diferenciadas, únicas, diversas, multiversales, personales, queribles, odiables, buenas, malas, visibles, invisibles, poemadas, prosadas, analfabetas, cultas, gremiales, solitarias, mentirosas, verdaderas, transportables, inmóviles, sólidas, ligeras, redondas, cuadradas, comunes, propias…

Solo historias.

( ¡Tengo más…!)”

Dos meses


Dos meses, quizás menos.

Desconozco hacerlo. Pero es NECESARIO y urgente.
Las manos de mis amigos no palmean mi espalda,
la sonrisa de mi padre se aleja.
Resuena la voz del médico.
Los tiempos se diluyen, ajustando FRÍO diagnóstico.
Consciente YO de mi temporalidad.

Dos meses, tal vez tres.
¡Seis semanas; quizás MENOS!

Tomo conciencia de lo que muere,
en mi puzle cuerpo, que se vence.

Quiero, morir ante un espejo…
Saber que cada pieza que cae al suelo
fue un beso, un verso,
un abrazo, un rechazo, ¡ un VIVIRTE !

Escuchar eterno, en hálito que escapa,
el sonido de tu pelo cascabeleante,
despertando mi piel.
Desligando nudos de la garganta
que adiós no pronuncia, pero ¡SIENTE !

Mirarme en lejanía de la altura,
YO, en piezas inconexas por el suelo.

Raíces son, que enredan TU IMAGEN,
aquellas que subrayaban la mía.
Ahora, agarro todas y las esparzo,
por no llevarme ninguna, ¡las pisoteo!

Sin RAÍCES te abandono, desprotegida y sola,
para que tengas libertad
de recordarme sin enojo.

En bata blanca, mi madre llora,
solloza mi padre
y mi hermana ríe, nerviosa.
Llega el momento: marcho,
por permitir cavar al nuevo jardinero
otro verde que no se marchite.

¡ Sin raíces voy… ! ¡ Sin raíces os DEJO…!
LIBRE viajero…

©Susi de la Torre para el poema Dos meses. Todos los derechos reservados.


Enlaces sociales donde puedes conseguir a Susi de la Torre:
Blog: http://durmiendoenunapapelera.blogspot.com.es/

Facebook: https://www.facebook.com/susi.delatorre.5

Página de Facebook: https://www.facebook.com/pages/Durmiendo-en-una-papelera/171752876247415



Enrique Jiménez: Río Piedras / Zamanta de Jesús: Todo se vuelve una confusión

Su trabajo está cargado de imágenes impresionantes. Cual si se tratase de una secuencia de fotos, dichas imágenes de forma abierta y sin censura, muestran la parte más oscura del alma. Y es que en sus propias palabras: “La poesía debe ser una celebración del ser humano en una forma integral”, incluso revelando lo más escondido de la psiquis. De esta manera, toma el movimiento romántico del Medioevo y lo combina con la cultura popular moderna, dándole forma en un lenguaje sencillo, a una celebración del ser humano muy peculiar. Dicha celebración en los versos de Jiménez, se convierte en un carnaval gótico profundamente influenciado por escritores como Poe y Mata, en donde el dolor, la muerte e incluso el humor negro, se convierten en sus temas principales.


Rio Piedras

Rio Piedras
Que bueno es verte, en este oscuro y lluvioso noviembre.
En una plaza incierta con la memoria fresca.
Décadas de vivencias, vivencias contadas y las que viví de cerca.
Y desde la acera…
Oh, Rio Piedras querida quien te ve y no te recuerda.
Las historias de mi padre de lucha y sangre.
De una academia centenaria donde se dispararon con piedras y plomo.
Donde las botas de charol marcharon a su antojo.
Y desde el antiguo ROTC…
Oh, Rio Piedras querida quien te ve y no te recuerda.
Una explosión que causó conmoción.
Recuerdo los segundos inquisitivos en el salón.
La noticia de lo sucedido sacudió nuestra razón.
Pues yo caminaba por esa calle todas las mañanas, temblaron todas las ventanas.
Y desde la iglesia la Milagrosa que usaron como morgue…
Oh, Rio Piedras querida quien te ve y no te recuerda.
Las madrugadas en las tabernas.
Los vagabundos grandes sabios de los pisos y de las esquinas.
Entre insomnios desde el Boricua al Ocho de Blanco, alcoholizados en nuestras alegrías.
Y desde Santa Rita…
Oh, Rio Piedras querida quien te ve y no te recuerda.
En esta ciudad nació y creció mi Padre, mi primer beso, donde entendí la malicia, mi primer cigarrillo, Mi primer tatuaje, donde me asaltaron por tres pesos, mi primera obra de teatro, donde escribí mi primer poema, mi primera batalla.
Oh Rio Piedras… te quedaste con mis sueños y esperezas.
Tenías escudo y Bandera.
Todavía tus calles me esperan.
Y desde la calle Arismendi…
Oh, Rio Piedras querida quien te ve y no te recuerda.

©Enrique Jiménez para el poema Río Piedras. Todos los derechos reservados.



Esta poeta puertorriqueña se categoriza como una chica amplia y eso ha influenciado grandemente a su percepción en cómo expresa su prosa. Desde pequeña la literatura la tomó por “rehén y no me ha dejado ir. Tengo un hermoso hijo llamado Christopher (en honor a Christopher Robin de Winny the Pooh) y llevo casada once años a un hombre maravilloso que aunque en varias ocasiones no entienda mi poesía, apoya grandemente el desarrollo de ella.” Los temas que más explora en su poesía son el erotismo por parte de una mujer sexualmente dominante y el existencialismo.


Todo Se Vuelve Una Confusión…

No he soñado últimamente
Le huyo a las palabras que persisten en…
Las emociones que abarcan mi puerto
He empezado el libro y se me acabaron las páginas

Ya no se, que decir,
Me quedo callada o grito en silencio
Porque el exigir es un fracaso
y la esperanza una pérdida de tiempo.
Los días pasan y el miedo ya no reside en mi
Apatía que marcha en conquista de mi existencia
Todo se vuelve una confusión de noches y días
Ya no distingo los días y meses, pronto serán años
Tantas palabras y proclamaciones de fuerzas y amor
Cerraste mi libro sin pensarlo dos veces, solo fui
Un parpadeo en visión, peón sacrificado en jugada planificada
Es hora de reconocer las heridas
El momento de ver si me quedan refugios en mi mente.
Siendo devorada en la meseta de tu voz…

No; he soñado últimamente
Le huyo a las palabras que persisten en…
El vacío que adopta mis sueños
Entre musa y tinta he la raíz de mi pelea y condena
Observo que ha comenzado el libreto, pero, aún no tengo mi voz.

©Zamanta de Jesús para el poema Todo se vuelve una confusión. Todo los derechos reservados.


Deborah Milagros: Requiem por los Mexias / Maité Reyes: Murmullos

Deborah Milagros (San Juan, 1980) is as diverse as her interests. She is a self-taught writer with a passion for poetry, short stories and all kinds of romances. Over the years, Deborah blogged about books, experiences and current news from a Puerto Rican perspective, but professionally, she is an architectural designer with a love for inclusive design and ageless communities. In all, Deborah Milagros is a kaleidoscope of ideas and possibilities.


Requiem para los Mexias

Temblaba como una hoja de yagrumo en el viento,
esperando como todos conocer nuestro destino.

De las aguas llegaban aquellos que todos querían,
para dejarnos sin más que desolación en unos días.

Ya no podíamos pelear por lo que era nuestro,
hombres morían, niños corrían, mujeres sufrían.

Aún así, a todos traté de convencer sin éxito alguno
de comenzar una última lucha por nuestras tierras.

Nuestros dioses nos las habían entregado
y eran el legado de los hijos de mis hijos.

Nadie escuchó mis ruegos, y gracias le doy a esos dioses
por dejar mis palabras perderse entre las olas.

Aunque tengamos que entregar lo que somos
para vivir de las migajas de lo que un día fue nuestro.

Ya estaban aquí observándonos desde lo lejos,
como escogiendo animales antes de un sacrificio.

Cuando sus ojos encontraron los míos
mi sangre taína comenzó a hervir en mi ser.

Si más, una corriente recorrió mi cuerpo,
por primera vez anclándose en mi vientre.

Al fin supe que vendería mi pueblo como todos
los de aquí, recibiríamos a los invasores.

Uno de ellos cautivó mi alma con su mirada
despojándome del amor a mi tierra.

Su cabello era cobrizo como la arena mojada,
su piel oscura como la noche serena.

Sus palabras extrañas salieron de sus labios perfectos,
“Pedro Mexias” murmuró fulminando mi ser.

Lentamente presionó su dedo en su pecho
tratando de hacer que mi razón entendiese.

“Yüisa” contesté repitiendo su gesto,
mientras mi ser me abandonó frente a él.

Al igual que todos en ese momento,
acepté entregando más de lo que debía.

Muchos años han pasado y sigo sin nada,
Pedro lo tiene todo incluyendo mi alma.

Ante muchos no soy más que otra india vendida,
pero para él soy la luz de sus días.

Los latifundios de mis ancestros
ya no son más que tierras baldías y abandonadas.

Tristemente ya no quedamos muchos nativos,
aunque estamos reflejados en todos los que nacen.

Ahora que a su lado muero protegiendo los nuestros,
entiendo lo que hice aquella tarde soleada.

Gracias a ese sacrificio serán miles las generaciones
que caminarán por estas playas benditas.

Sin importar el tiempo todos nos verán,
estaremos en todos lados y en todas las tierras.

En los mares, el cielo y más allá de los límites
nuestra sangre permanecerá viva y cambiante.

Le daremos forma al futuro de las Antillas
con mis raíces taínas y su raza afro-española.

La música de mi pueblo servirá para atraer
Y su mirada sellará el destino de los hijos de nuestros hijos.

©Deborah Milagros para el poema Requiem para los Mexias. Todos los derechos reservados.


Visit Deborah Milagros at her Website: http://about.me/DeborahMilagros


Este ser de sangre española, africana, y taina proviene de la bella isla de Puerto Rico. Nací un 13 de diciembre del año 1993. Fui llamada María Teresa, pero en realidad soy Maité. Me gradué de la Academia San José y asisto a la Universidad de Puerto Rico, recinto Rio Piedras. Me concentro en el arte y la tecnología. Aspiro a salvar el mundo con abrazos y sonrisas, ser animadora de computadoras, maestra, y enfermera para ancianos. En algún punto de mi vida viajaré América del Sur en motocicleta como Ché Guevara. Amo el expresionismo, bueno, lo encuentro como algo principal que todo ser humano debe de practicar.


Murmullos

Murmullos
Mestizaje de murmullos
causados por unos entes voladores
equipados con seis patas

lampiñas para el iris humano
excesivamente cargados de pelusas de pelos a la billonésima

insertados en la superficie de este
como la semilla que reside bajo el suelo húmedo yenriquecedor

e           s          p        a        r     c    i     e   n      d    o     s   e

sin límites
sin barreras 

el suelo se aprieta
 vehemencia caliente
 sudor
 succión del aire
 ausencia del oxígeno

 s i  l  e   n   c  i   o

 Nació el árbol

s i  l  e   n   c  i   o

Nació la flor

s i  l  e   n   c  i   o

Nació el tomate

s i  l  e   n   c  i   o

Sonó el tambor
el dador de vida

Pápapa   PÁ
Pápapa   PÁ
Pápapa   PÁ

Surgió la melodía
Al poco tiempo
contagió al resto de la vida
y la vida se movía así
así
así
y se reía
sesonreía
y el corazón se abría

A cada alma le entregó su guía
y estos florecían al seguirla.
aquellos que no,
se perdían en un laberinto de murmullos
murmullos eternos
extinguidores del tambor

Creadores del eco nubloso
 exhaustos
 deshidratados
 ansiosos
 en busca para humedecerse
 en el suelo enriquecedor
 donde reside la semilla. 

©Maite Reyes para el poema . Todos los derechos reservados.


Enlaces de Maite: Website: http://maiterium.wordpress.com/
http://maitereyes.tumblr.com


Benigno Lorenzo Méndez: Padre / Víctor Lorenzo Bolívar: La fuerza de una familia

“Actualmente resido en Cáceres, la cuna de los conquistadores y el origen de mi familia paterna, velando por mis semejantes. Sin olvidar a mi familia materna de la regia Ávila castellana, cuna de leyendas y gestas.”

Nacido en 1967 al final de la década dorada, en el rudo y verde norte, en la pequeña urbe de Bilbao, a orillas del Cantábrico, Benigno Lorenzo Méndez se inspira en sus propias raíces y nos contagia con su amor paternal con su poema Padre. Un detalle muy peculiar es que Benigno, invitado de Carol Torrecilla, comparte la tarima de Mink con su hijo Víctor Lorenzo Bolívar. 

Padre

Vi la luz en tus ojos
Al mismo tiempo que tú.
Sentí tu frío
Y mis brazos te cobijaron.
Tu llanto se calmó
Con mi contacto.
Supe que nada sería igual,
Supe que mi vida
Tenía un nuevo sentido,
Supe que tu destino
Por mí sería construido,
Supe que tus pasos,
Por mi serían seguidos.
Me dedicaste
Una de tus primeras palabras.
¡Papa!
Guié tus primeros pasos
Y aún hoy me tienen en vilo.
Vi en tu rostro
Alegrías y penas,
Viví contigo
Tus juegos y quejas.
Creciste conmigo,
Seguro de ti,
Amado y querido.
Vi en tus ojos
La mirada de los míos.
Nació tu hijo,
Mi nieto
Y lo viví.
Con la misma pasión,
Que lo viviste tu mismo.
Cuidé de tu descendencia
Que es la mía misma.
El trabajo te apartó de ellos
Como a mí me apartó en su día.
Fue mi padre
Quien de ti cuidó
En mis ausencias,
Fui yo
Quien veló las tuyas,
Cuidando de mi nieto,
Como de ti mismo.
No me valgo hoy,
En el otoño de mi vida
Y eres tú quien me cuida,
Como lo hiciera yo,
Con mi padre aquellos días.
Ser padre nunca se olvida
Tres veces sucede,
No hay conciencias dormidas.

©Benigno Lorenzo. Todos los derechos reservados para el poema Padre.


“Durante mi vida los acontecimientos positivos y negativos me han hecho madurar más deprisa que al resto, debido a la desgraciada separación de mis padres que marcó mi vida. Ahora de la poesía saco la forma de manifestar lo que siento y por medio de la música alegrarme en cada momento malo o bueno y poder cumplir mis objetivos.”
 

La fuerza de una familia

A los que valen mucho, y
nunca se rinden en la vida y son positivos.
Aunque caigan cien desgracias nunca se les puede vencer;
de esos somos pocos, pero con fuerza y voluntad,
hasta en tiempos oscuros seguimos dando luz y esperanza
a este mundo, a nuestros seres mas queridos.
Y estoy orgulloso de pertenecer a esta familia tan
extraordinaria. Gracias.

©Víctor Lorenzo Bolívar. Todos los derechos reservados para el poema La fuerza de una familia