3 armas de creación masiva o las herramientas de un escritor: #1 La música

Soy fanática de la música original de las películas, en especial de esas que me conmovieron, me robaron el corazón, llamaron mi interés.  ¿No lo eres? Son películas que llegan al alma y encienden esa chispa creativa al instante. En mi repertorio soy dueña de varios como Troy, Amistad, Armagedon, The Red Violin, Nothing Hill, entre otros; pero mi favorito lo es Braveheart y cuando escucho alguna de sus canciones, todo se detiene. Continue reading

Un aviso de tornado y capítulo cinco

AVISO DE TORNADO

Ayer, mientras me adentraba en el mundo social de facebook, me topé con un estatus que al principio pensé era una broma.

image
Estatus de mi prima en facebook.

Verificar no cuesta nada y para la sorpresa de todos, donde vivo y áreas adyacentes estaban bajo aviso de tornado. “Ah, ¿disculpa?”, fue mi reacción. Algo completamente inusual para una isla solo acostumbrada a los huracanes, y si vieras cómo nos preparamos para estos.

El cielo encancaranublado resonaba estruendo y la brisa soplaba, los pájaros cantaban, en el horizonte se divisaba el azul del cielo y mi gata Grace no estaba por ninguna parte, mientras que Ruby, la otra gata, jugaba como si nada. Prepararse para un tal vez de un evento catastrófico que puede azotar en cuestión de segundos, conlleva explicarle a mis hijos sobre el aviso de tornado y en minutos adriestrarles a algo a lo que no están acostumbrados. Aquí nos preparamos no solo para huracanes, sino para terremotos y posibles tsunamis. No tanto en qué debemos hacer para un tornado, en especial cuando el mensaje del Sistema de Emergencias de San Juan emite el aviso y en él te explica que se debe buscar refugio en un sótano. Desde que tengo uso de razón en las casas puertorriqueñas, la gran mayoría se construyen sin sótanos. Solo he escuchado de casas en el centro de la isla, allá en el campo, con estos cuartos. Nosotros construimos para arriba por las inundaciones, de nada nos vale construir para abajo. ¡Cuando el río se sale de su cauce no buscamos un sótano, buscamos casa de dos pisos! Al menos el aviso que pasaron por el Weather Channel daba opciones de buscar refugio en edificios de fuerte construcción.

En mi hogar, el baño se ubica en el centro de la residencia. Por lo tanto, es el lugar perfecto para refugiarse y de esa manera se lo expliqué a mis hijos.

A las tres de la tarde pasan el aviso que la tormenta, que viajaba atormentando a los compueblanos boricuas a 10 mph, se ha disipado. Si escuchabas atentamente, podrías escuchar el suspiro unísono de una sociedad temerosa. El mío estaba entre ellos, junto con las gracias. Y de esos suspiros nacieron torrentes de parodias de un suceso pasado a la historia. Un día más en la isla del encanto.

CAPÍTULO CINCO DE “LA OBSESIÓN DE UN INMORTAL”

image
Capítulo cinco de "La obsesión de un inmortal"

Es Narigua el personaje por el cual nos llegan los sucesos en el quinto capítulo. En este logramos ver una diminuta parte del porqué de su desgracia, aunque no los sucesos completos, había que dejar algo de interrogantes. Fue poco lo eliminado. Introducidos son dos personajes secundarios e importantes que ayudarán a mover la acción tanto para Narigua como para Arakoel, pero de diferentes maneras.

Hasta la proxima y recuerda de la inspiración a la palabra escrita. Ve y crea.

A.R. Román

Journeys end and chapter four

THE JOURNEYS END

I came to this road yesterday, for the third time I have survived the first grade and for the second, the seventh. Counting my own experiences in these grades and having two kids in school, which obligates you to go back to school and repeat these grades all over again, we can definetly say we did it. Ahh, the feeling is so nice!

The end of each school year is a succes for them, but a triumph for parents all over the world who dedicate themselves and their time to make sure their kids stay focus and learn and have a fun time creating memories and gaining friends, while going the extra mile and hoping for a long well deserve break. Which means my daily vacation is over, mommy mode is in full force and their Summer vacation starts. That means a neccesary stop at the supermarket is needed, along with summer action planning. I live in a Caribbean Island with lots of beautiful and breath taking places they’ve never visited and summer is the perfect time to be a traveler in your own backyard.

First, a stroll through memory lane. 😉

image
Yes, I was really cute and still am.
image
In first grade I was Queen of Hearts! 🙂 Her Royal Highness was acompanied by her mother, grandmother and little bro. As the story goes I was handpicked by the principal, who was good friends with my grandma.

This Summer vacation means that my writing time will be constantly interrumpted and a new schedule must be inforced. I am not a morning person, belive me I’ve tried, and getting up before them is out of the question. They always get up first. So probably will do some night writing, lets see how that goes.

CHAPTEE FOUR OF “LA OBSESIÓN DE UN INMORTAL”

image

This chapter of The immortal obsession belongs to Narigua, my third POV and Iyegua’s son. Here his circunstances are introduced and a look at the past tells a hint of what he might have done to win the mark of traitor. His return surprised everyone in chapter two and in this one he is faced with a petition from his grandmother, a powerful female in their race, that will drastically change everything one more time. Wanting so desperately pardon from his mother and not wanting to hurt his grandmother, the only one who aided him in his time of need, he is left with a difficult decision.

I have a favorite quote from this chapter. The words are maternal and full of love, they are said by Imuguaru, Narigua’s grandmother and Iyegua’s mother.

She smile lovingly, taking his face in her hands kissed his forehead and said, “May my love accompany you in your solitary moments and my wisdom help you confront the hard ones.”

Overall I was satisfied with this chapter, but did minor changes and added a hint of cultural tradition. Now to move on to chapter five.

Until next, and remember from inspiration to the written word. Go and create!

A.R. Román

A long interview and chapter three

AN INTERVIEW

Usually I enjoy interviews. The flow of them, the uncertainty of the unknown questions and the wishing and praying for the right answers. They are exciting! But yesterday’s interview was not for me. My uncle received a call from his old job from which he has been retired for a year, and he asked me to take him since he can’t drive for a while. It was supposed to be a short thing that ended up being something completly diferent than expected and took two whole hours. Yes, I was there for all that time sitting near him, while three auditors asked a whole lots of questions about the work he use to do and how it worked.

The ordeal was not that insufferable for luckily I brought my headphones and chapter three of “The immortal’s obsession”. Not sure, honestly, I was going to be there long enough for me to finish editing that chapter. And finish I did!

THE IMMORTAL’S OBSESSION CHAPTER THREE

image

In this chapter another POV is introduced, Lekar. A bold pretencious and strong female with dreams of grandour. Of all the characters in this story, she was a difficult one to write for her nature. A constant question was: How would she react to revelations when she has been following blindly must of her life? Lekar has an estranged relation with her father and it is evident, compared to that of brutal respect to her mother who is the leader of her race.

Lekar’s first chapter (third in the story) was focused on who she is around others and her perception of them. Much was to satisfaction, so a few fixes here and there where made. Even thou she is tough to write, she is a force to be reckon with and I love that of her.

Until next and keep inspired, for that is where creation of ideas come from.

A.R. Román

Un castillo, una escuela elemental y un segundo capítulo

UNA ESCUELA

Tratar de editar tu trabajo mientras vigilas a tu hijo durante el almuerzo en una escuela elemental, es sin duda alguna una aventura. Casi no puedes escuchar tus pensamientos. Es casi el fin del año escolar y ellos lo saben. Las vacaciones de verano están a la vuelta de la esquina y el calor es casi insoportable, pero a estos pequeños parece no importarles.

Son libres por una hora para hacer lo que deseen. Corren, gritan a todo pulmón, algunos caminan calmadamente, otros son rudos el uno con el otro. La guardia da su ronda y sopla su pito, dice algunas palabras y regresa al portón. Ella está acostumbrada a este ambiente.

Estoy sentada con mi hijo y sus compañeros escribiendo mientras ellos juegan un juego en el celular. Mi hijo se abrió la barbilla la semana pasada y estoy aquí para asegurarme que no se lastime.

El silencio regresa luego que ellos se retiran rapidamente a sus salones al sonar el timbre. Ni el tumulto de San Juan el domingo pasado cuando nos fuimos a pasear, tiene comparación a estos y los futuros medio días que me esperan.

UN CASTILLO

El castillo San Cristóbal en el viejo San Juan fue nuestra parada durante el fin de semana. Las antiguas murallas llenas de historias silentes, las garitas ahora ciegas, los tuneles humedos y tenuamente iluminados se convirtieron en una aventura para mi hijo y una oportunidad de aprendizaje para mi hija, quien, como de costumbre, leyó todas las leyendas. Pude visitar una parte que siempre deseaba ver y pensaba inaccesible y termimar el día con maví frío, piragua de mantecado para mis pequeños, y pinchos de pollo en el Paseo la Princesa. Un buen día.

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

CAPÍTULO DOS DE “LA OBSESIÓN DE UN INMORTAL”

Partes innecesarias del capítulo dos, como era previsto, fueron eliminadas. Los personajes secundarios y terciarios que son muchos- es un gran consejo que representa a las familias de la raza, o como se le conoce en la jerga de Ascensión Divina, los urahekes- no podían ser eliminados. Volver a revisar el capítulo me ayudó a tener una visión más amplia de lo que le hace falta al prólogo. Eso y el libro que estoy leyendo, Dragonbone Chair 😉 , y, por supuesto, el silencio de mi hogar luego de la escuela, relaja los sentidos. Una necesidad en cada vida, en los momentos de una existencia a veces frenética y abarcada de responsabilidades que te hacen suspirar y sonreír.

Hasta la proxima y manten la inspiración viva, que esta lleva a la creación de ideas.

Where have I been?

I’ve been on my ups and downs. Trying to figure out what’s worth doing, what is needed, what’s important enough in order to maintain inner peace. Inner peace equals a better life, to love. This struggle happens know and then, when priorities need to be done, scheduled and then change them for unexpected reasons. One of those is my writing. Lately, I have been working on my fantasy book. The idea hunts my chaotic brain that this is not my calling and yet it hurts to think it is not. This is all part of the creative life, I think. Does it happen to you?

Every time I make the decision to call it quits, a small thing happens. Either an email, a tiny interest of someone else, a thought…

To think of quitting is to think you are not good. That life and the people around you show no interest at all in your craft. That time is not meant to be spend on typing words, in developing stories. All of these takes away that time needed for other things in life.

The joy that once was there is no longer, replaced by a sorrow that like a entity haunts you constantly. Unbearable, it hits so hard it feels like the sting of a whip in your bare back. It hurts that much.

Do you hurt when you think of quitting?

Perhaps.

I have made some decisions based on current and past events in my life. One will take me years to fulfill, and the end result will not be for the better of some. Either way it will be for me and in the end is my happiness that is important.  For this passion of mine called writing, I have given myself a year to fulfill the goals I have set for myself. My clock starts know!

This fantasy book I am working on, Ascensión Divina, of which you can read a sample chapter located in the upper menu of this blog of the same title (brace yourself it is in Spanish! So visit google transalate), I’ve been revising it, yet again.

What has changed in it? Lots! Well, a few things here and there. I am still deciding if a prologue of explanations is needed for this story. I do not like does explanation prologues that you just can skip and move to the story. What I wrote, and not yet convinced with it, is a story with characters that do not appear in the rest of the book, but that will give you an idea of who is who and where did they come from.

In the first chapter, I have changed the name for one of my Point-of-View characters, there are three in this first part of the series. I have been using her title, Arakoel, and a few people that read it got confused thinking it was her name. Iyeguá is her name and will be used and an explanation of who she is to her race as arakoel, which is the female title of those who rule the nation, sets aside any confusion. Took a mighty heavy scene out that the chapter could do with out and now it flows. Of course, changed the beginning and put it else where and started with a scene of the past that is a climatic moment for Iyeguá.

Today I will embrace the future changes of chapter two that it’s Iyeguá’s and read it very carefully, for it introduces the other POVs and many secondary and third characters in the story.

Know I leave you to read some pages of The Dragonbone Chair, and take care of my little one that fell in school and had to have stitches in his chin. Did I mentioned I have not cook dinner yet. I do it early in order to have time to do homework in tranquility with my kids.

Until next time, my friend and be inspire.

A.R. Román

Capítulo de muestra de Ascensión Divina

Un diminuto regalo para ustedes que comparten conmigo ésta aventura literaria. ¡Se trata de un capítulo de muestra del primer libro de Ascensión Divina, La obsesión de un inmortal! Hemos realizado una nueva sección en el menú debajo de la foto del encabezado de M’ink, llamada Ascensión Divina, donde encontrarás el capítulo de muestra de uno de los personajes, Arakoel Iyegua, titulado Lémures.

Éste capítulo, que no está en su totalidad, contiene detalles sobre cómo Iyegua se convirtió en Arakoel (el título dado a los líderes femeninos-Orokoel es el masculino- de los kahali, raza de inmortales). Además, nos da a conocer un poco su carácter y su ambigua, y casi inexistente, relación con su madre Imuguaru.

No es el primer capítulo de La obsesión de un inmortal, es uno de mis favoritos. En él Arakoel enfrenta su mayor miedo. Para leerlo, pulsa las siguientes palabras: Arakoel: Lémures. Ascensión Divina no tiene aún fecha de publicación.

¡Gracias por leer!
A.R. Román de Hernández

Traveling / De Viajes

For the English version, please scroll down. Thanks!

El reino de los inmortales

Me encuentro de viajes en Yaweka, el reino de los Kahali, la raza de inmortales y los antagonistas de la historia de fantasía Ascensión Divina. En estas últimas semanas me he dado a la tarea de darles los toques finales a la historia, añadiendo capítulos y separando el primer libroen dos partes, que en un principio iría a la par: la 1ra será la historia contada a través de los ojos de cuatro Kahali; la 2da, de los Hüaku, los protagonistas y enemigos de los Kahali.

El desarrollo de esta historia ha sido extenso y arduo. Los personajes han exigido tener un papel mas profundo y por ende los capítulos adicionales y la reorganización de la historia completa y de mi bosquejo de ideas que influye de sobremanera al segundo libro. Así es la creación de una historia, en especial de una de fantasía.

Han habido sorpresas, no lo puedo negar, personajes que antes se hacían difícil de desarrollar ahora fluyen con naturalidad. No pasa un minuto en el día que pienso en ese personaje y visualizo cómo será la conclusión de su historia para esta primera parte. Otros como la principal, Arakoel Iyeqah, ha sido un deleite crearla. De igual forma lo ha sido desarrollar el medio ambiente donde se desenvuelven estos, que para esta primera parte del primer libro, La obsesión de un inmortal, se lleva a cabo en Yaweka, el reino de los Kahali. En solo tres ocasiones, dos de los personajes, Leqar y Nariqah, los hijos de Arakoel Iyeqah, nos llevan al reino de Vergerri, un reino en las montañas, del cual he gozado de su creación geografica y cultural, y de los vergerreses que habitan y reinan este reino.

Allí estaré hasta fin de año, pero de vez en cuando pasaré por aquí para ponerles al día. Usualmente doy anuncios de mis avances con la historia a través de mi cuenta en Twitter: AlexandraRoman, como también en mi página en Facebook: Alexandra Román de Hernández . Espero escuchar de ustedes por esas avenidas sociales. Si deseas leer un pasaje de la historia puedes visitar este link: Primer pasaje de Ascensión Divina.

Un abrazo fuerte, felices lecturas y escrituras,

Alexandra Román de Hernández

 **************

El reino de los inmortalesI am traveling through Yaweka , the kingdom of the Kahali, race of immortals and antagonists in the fantasy story Divine Ascension. In recent weeks I have taken on the task of giving the final touches to the story, adding chapters and separating the first book, which was initially together, in two parts: the 1st is the story told through the eyes of four Kahali; the 2nd, the Hüaku,  enemies of the Kahali.

The development of this history has been long and arduous. The characters required to have a deeper role and therefore additional chapters had to be written and reorganization of the whole story and my outline became to be, which in turn greatly influences the outline of the second book. So it is the creation of a story, especially a fantasy one.

There have been surprises, I can not deny it, characters previously difficult to develop now flow naturally. There is not a minute in the day I think of that character and visualize how his or her story will conclude for the first part. Others like the main, Arakoel Iyeqah, has been a delight to create. Similarly, it has been when developing the environment, the setting for the story, in which  for this first part of the first book, The obsession of an immortal, takes place in Yaweka, the kingdom of Kahali. On only three occasions, two of the characters, Leqar and Nariqah, Arakoel Iyeqah’s children, lead us to Vergerri , a kingdom in the mountains, which I enjoyed its geographical and cultural creation, and of the Vergerres who reign this kingdom.

I’ll be there until the end of the year, but occasionally I’ll pass through here to update you. Usually I give hints of my progress with the story through my Twitter: AlexandraRoman, as also my page on Facebook: Alexandra Román de Hernández. Hope to hear from you on these social avenues.

A big hug and happy readings and writings to you,

Alexandra Román de Hernández

Primer pasaje de Ascensión Divina

Tanto amigos como familiares, conocidos de las redes sociales y lectores en particular, me han preguntado acerca de Ascensión Divina. Es grato saber su interés hacia mi pasión como narradora de historias y les agradezco por el gesto. Por tal, he decidido compartir pasajes variados de la historia mientras voy a paso lento y cuidadoso con la segunda edición. Así como introducirlos a varios de los personajes principales y secundarios, los diferentes reinos que la componen y su geografía que es muy variada, y por supuesto, las razas de Ascensión Divina. Son ellas con sus diversidades y vanagloria que mueven la acción de esta historia de fantasía que lleva clavada en sus bases los orígenes de mi raza boricua: taína, española y africana.

 

Art by Karol Bak

En Ascensión Divina, La obsesión de un inmortal- libro uno- una inmortal se enfrenta a su mortalidad tras la muerte de su progenitor, de la cual ella es causante, y para obtener la vida eterna, poder absoluto y destruir a los Hüaku, sus enemigos y quienes se interponen en sus planes, debe hallar a toda costa la esencia de la divinidad.

En este pasaje conocerán a uno de los personajes principales del primer libro de Ascensión Divina, Arakoel Iyeqah. Ella no es otra que la líder de la raza de inmortales llamada los Kahali (ka-fa-li). Esta raza se caracteriza por tener ojos azules con mechones de su cabellera negra y lacia a juego con sus ojos, pero sus tonalidades dependen al Uraheke o familia que pertenece. Hay siete Uraheke, pero de estos hablaremos en otro adelanto de Ascensión Divina. De igual manera, se presenta otro personaje, uno secundario, quien no es otra que la Señora del Oráculo y quien pertenece a la raza de los Hüaku (füa-ku). Esta le hace varias revelaciones de importancia para el desarrollo de la historia y que pondrá varios planes de Arakoel en acción. Les recuerdo que este pasaje es tan solo la segunda edición de Ascensión Divina y por tal no es la final y es parte del primer capítulo que es mas extenso. 

 


Copyright © 2012 para Alexandra Román. Todos los derechos reservados. Ninguna parte de este texto puede ser reproducida o transmitida de ninguna forma o por ningún medio, electrónico o mecánico, incluyendo fotocopia, repostar, grabar,  o guardar ninguna información o sistemas de retracción, sin el permiso escrito de la autora.

Del capítulo La esencia del Oráculo

Paint by Karol Bak
Paint by Karol Bak

Arakoel sonreía complacida, y luego de un largo silencio que estaba segura atormentaba a la Señora, dijo, “Me place tenerla en mi presencia, a usted, que solo ven algunos, que solo un puñado de afortunados escuchan su voz y sus profecías. En contra de todo y de Yahedi, aquí está bajo mi poder.”

Tras la mantilla púrpura que cubría el rostro de la Señora se dibujó una sonrisa, y con serena confianza, contestó a Arakoel, “No estoy ante usted, Arakoel, por designios suyos, sino porque así lo desea Yahedi.”

Sus palabras la turbaron, pues si era por designios de Yahedi eso solo significaba que la Señora tenía una profecía para ella; una noción que lleno de gozo su rencoroso corazón. “Entonces, habla. Dime las palabras de Yahedi,” demandó acercándose a la Señora. Pero justo cuando esta le referiría el mensaje, la detuvo y en voz baja le indicó, “Alto. No digas nada. Sé que puedes hacerlo de otra forma, y quiero que me hagas ver.”

“¿Deseas ver tu profecía?,” preguntó la Señora confusa.

“Sí, es mi deseo y sé que lo puedes conceder. No quiero tus palabras, quiero la esencia de la profecía y lo que con ella trae.” La Señora se mantuvo en silencio por varios segundos, dudaba de lo que debía hacer. Los ojos de Arakoel se fijaron en la silueta del rostro que se dibujaba a través de la mantilla. Esperaba paciente por su respuesta, la Señora tenía que darle su profecía, pues era su deber. Podía escuchar su tormento interno a través de su alígero respirar, palpitante en su pecho que se inflaba con cada soplo de aire. Arakoel deseaba sonreír de placer, pero mantuvo su mirada fija sobre la Señora. Finalmente, la Señora del Oráculo preguntó, “¿Quién le dijo que puede una profecía revelarse de esa forma?”

“Todo elemento tiene la esencia de la vida dentro de un ser, y aunque el suyo no es considerado uno, vive en usted y solo en usted. Fue dado como lo fueron los elementos de la creación a los Custodios, y ellos manipulan esa esencia que vive dentro de su ser. Quiero sentirlo dentro de mí, y sé que lo puedes hacer.”

“No sabe lo que pide. Las palabras son más fáciles de internalizar, las sensaciones crudas de lo que vemos nos pueden impactar de sobremanera, a tal punto que podrían cambiar nuestras vidas.”

La líder de los Kahali tornó su mirada hacia un lado para asimilar las palabras dichas por la Señora. No había nada que temer cuando la victoria estaba cerca, y los riesgos que se presentaban en el camino fortalecían al espíritu. Una sombra de maldad se apoderó de su mirada y cambiaba las facciones de su rostro del cual emanaba terror para aquel que le mirara. De esta forma miró a la Señora, que espantada retrocedió. Arakoel avanzó hacia ella, y ordenó con voz tenebrosa, “Revela tu profecía, ¡Oh, Señora del Oráculo!”

“Bien,” contestó temblorosa ante lo que iba hacer.

Arakoel se arrodilló frente a la Señora y esta colocó su mano izquierda, decorada con el Üanin, joya en oro blanco utilizada por los Custodios y ella, sobre su cabeza y cerrando sus ojos dejo fluir a los pensamientos de Arakoel la profecía que debía entregar. Arakoel Iyeqah sentía que su cuerpo era inundado de paz y serenidad, ese era el toque de Yahedi al entrar en el ser, que abrieron su mente por completo a la espera de la visión de Yahedi. Ésta entró en su mente tal y como un rayo cae sobre un árbol, haciendo que todo su cuerpo quedara tieso. Su boca se abrió para poder respirar, un intento fallido; y mientras se quedaba sin aliento y clavaba fuertemente sus uñas en la alfombra que servía de piso en su tienda, la visión de la profecía se dibujaba en su mente. Un rayo, una piedra, un rostro negro en pena… Luego, la Señora comenzó a hablar, “La mano suprema esculpirá tu rostro en piedra. En negro sellando tu destino. La eternidad efímera de un inmortal. Marcado en piedra la angustia, el dolor y la penitencia. De tus labios nacerá la cólera divina.”

Arakoel retrocedió de un empujón con las pocas fuerzas que le quedaban en su cuerpo, para romper con el contacto que tenía con la Señora. Cayó de espaldas al suelo jadeando. Por varios minutos quedó allí tendida hasta que sintió que su cuerpo recobraba un poco las fuerzas. Con dificultad se puso en pie y tomó asiento. La Señora aún estaba parada en el mismo lugar, le miraba en silencio. “¿Eso es lo que sientes cada vez que se te entrega una profecía?,” preguntó Arakoel exhausta.

“No siempre, pues mi cuerpo ha sido creado para esto. La tuya, no obstante, fue una dolorosa.” La Señora tenía razón, aunque por su parte ella podía decir que fue más que dolorosa, fue aterrador y la cual veía en su mente cada vez que cerraba sus ojos para inhalar profundamente y serenar el fuerte palpitar de su corazón.

“Aún hay más,” anunció la Señora mientras se acercaba a ella.

“¡No!, no más,” exclamó con un rostro de repudio y levantando su mano temblorosa. De igual forma la Señora se acercó. “Esta profecía te incumbe, y debo entregarla.”

Una segunda profecía, se decía para sí la líder de los Kahali. No sabía si era su día de suerte o quizás de maldición. La primera fue espantosa y aterradora, tomar una segunda en la condición corporal y mental en que estaba era un riesgo muy alto de asir. En especial, por los nuevos tormentos que quizás acompañaban a la visión. Su fuerza la ayudaba a soportarlo todo, pero esta vez tomaría el consejo dado en primera instancia por la Señora aunque no le admitiera.

“Hazlo, pero en palabras,” le ordenó.

La Señora se acercó a su oído y en él susurro la profecía de Amaya. Al terminar, la visión entró en la mente de Arakoel y aunque no fue tan fuerte como la anterior, la dejo nuevamente sin aliento. Al recuperarse dijo indignada a la Señora, que estaba frente a ella. “Te ordené que no me dieras la visión.”

“Pediste la profecía y esta no puede ser dada si no es acompañada por la esencia del oráculo. La visión vino a ti, porque a través de mí se escucha la voz de Yahedi y ambas se acompañan cuando una profecía es revelada.” Entonces, dijo con voz misteriosa y con un tono de advertencia, “De ahora en adelante tendrás solo visones de un futuro no muy lejano. Profecías a medias que tendrás que interpretar y que tal vez te lleven a agonizar. Las visiones de tu vida no las verás, pero sí la de los demás. Tómalo como una bendición o una maldición. Independientemente, dentro de ti hay una diminuta porción de la esencia del Oráculo. Recuerda es dada a ti no por mi deseo, sino porque así estaba decretado.”

Aún débil por ambas visiones, no podía pensar claramente. Las palabras de la Señora eran confusas y no las comprendía en su totalidad, necesitaba descansar. Por eso tomó de la mesa que estaba a su lado una pequeña campana de plata, y a su retumbar entró inmediatamente un Nabori. A este le ordenó se llevase a la Señora a la tienda asignada y que la mantuvieran allí hasta que ella la mandara a llamar nuevamente. Insistió en que la seguridad fuera doblada y que nadie entrara a verla , con excepción de su hijo Nariqah. Entonces, dio órdenes de no ser molestada a menos que no fuera por la contestación de los Hüaku a sus demandas, que estaba segura tomaría un largo tiempo ya que la capital quedaba al otro extremo de Ataiba y ellos se asegurarían que ella decía  la verdad sobre la captura de la Señora, sino era que ya conocían de su desaparición.

Aunque casi cuatro centenarios atrás, el recuerdo de esa noche estaba fresca en su memoria, palpable en cada visión que experimentaba. Esta última venía como punzada dolorosa, pero cargada de esperanzas: Huyán. Con ella podría poner en marcha sus planes, pero el Tiempo, quien cargaba con la alusión de su final, le pisaba los talones. Arakoel sonrió a medias aun exhausta. Ignorante, pensó, mi final no forma parte de mis planes y tú, Señor Tiempo, nunca me traerás la muerte.