Serie: Vida Cotidiana de una Escritora

Bienvenidos a la Vida Cotidiana de una Escritora donde las lecciones de la realidad se convierten en palabras para ser experimentadas a través de la lectura.

Advertisements

Cuentos, Poemas y más

Aquí yacen los cuentos, los poemas, los ensayos y las narraciones de los viajes de esas aventuras cotidianas de la escritora y su álter ego. Piérdete en la lectura, vive una aventura literaria.


Cuentos / Stories

Los cuentos que desarrollo son una delicia para mí, son historias que deben ser contadas y capturadas por la imaginación del lector. Me inspiro en muchas cosas y escribo en dos idiomas.

The stories I write are a delicacy for me, they’re stories meant to be told and capture the imagination of the reader. I’m inspire by many things, and write in two languages.

     Para leer la historia haz click en las negrillas.  Click on the photo to go the bold letters.

The queen’s ill words a short story of a queen willing to do what ever it takes to win the war.

The Prada Shoes is a story of the vanity of a young woman whoe makes her dreams come true, but at a high price.

The Salsa Dancer is a story of a dancer who liberates herself, and who takes back what was left behind for a new life that only brought her desolation.

El amante de Marta es la confrontación a los temores, es la vida de una mujer que se enfrenta a su soledad, y pone fin a un amorío que a mantenido en el anonimato por años.

Rostros transciende el plano mortal al inmortal, llevandote a un viaje espiritual para contemplar el sueño de un hombre que realizado.

En Se me cayó la aspirina narró una historia personal, por la cual a prendí a madurar, a duras. De la cual me acuerdo de vez en cuando para tomar fuerzas y dejar el pasado plasmado en negro y blanco y crecer.

In The family’s ingredient a young girl must recreate an old family recipe, if she fails she will be exhiled.

Las tres mujeres de mi vida es un cuento que explora las vidas de aquellas que más influenciaron la mía, que la formaron y la moldearon para poder convertirme en lo que hoy soy.

Un camino de huellas mojadas es una reflexión de un momento en la vida.

In Menace to Society, Ally learns of a new rule: the golden rule. In Society the first born rules the family, and the second born are declared menaces by their older sibling if they don’t behave and sent to the Manner School. Would Ally send her little brother to the Manner?

Between love and believesA story of love and betrayal in a time of revolution.


Poemas

Aunque no escribo mucha poesía, si disfruto de ella y la encuentro un reto mayor que ese de narrar,  pues la narración fluye en mí como las aguas de un río. Me fascina poder crear poesía libre. Por eso la busco cuando el alma se encuentra en una encrucijada, cuando las palabras buscan un cierto significado que se pueda esconder bajo las letras, sin tener que estar de frente.


Viajes

La vida se goza a través de los viajes que se dan, que se experimentan y enriquecen la memoria, ya sea en otro país o haciendo turismo interno.

Life is lived through the travels you make, those that you experience and enrich the memories, would it be in another country or doing inner tourism.


Ensayos / Essays

He sentido una atracción singular por este género que aprendí a escribir durante mis años de universidad, y que siempre llamó mi atención por su naturaleza de realizar investigación. He aquí los que he compartido en mi blog.

Have always felt an attraction for this genre that learned to write during my college years and that caught my attention for its research nature. Here are some that I’ve shared in my blog.

Serie- Vida cotidiana de una escritora #3: Apagón

#escribo, #vidacotidianadeunaescritora, Artículos/Articles, de la vida, mis letras

Un día anormal, fue ese del apagón en Puerto Rico el 21 de septiembre de 2016 que dio comienzo como a eso de las 2:30 p.m. y se extendió hasta el 23 para muchos, pues para otros fue aún más largo. Algunos le vieron como un evento de sobrevivencia al no experimentar un apagón igual desde los años de la última gran tormenta por ausencia de la visita de una por esta parte del Caribe o por ser de generaciones de este siglo. Últimamente, las tormentas se desvían de manera fantástica y no tocan tierra borinqueña.

La noche deslumbró a muchos con un espectáculo de estrellas y una sinfonía orquestal de coquíes. Sin embargo, no tuve esa suerte. La contaminación lumínica aún estaba presente. Vivo justo detrás de un restaurante de cómida rápida y a su lado hay una gasolinera y ambas tienen plantas. Así que mi noche fue iluminada por las luces de los postes de luz del restaurante y la de sus visitantes. Solo en el patio se observaron varias estrellas que su intensidad era mayor a la artificial y mi orquesta era una percusión de sonidos de motor y planta eléctrica.

Sin embargo, a pesar de la falta de energía eléctrica que nos obligó a estar en una situación inesperada, se vivió con tranquilidad y paz. Dejamos, por lo menos en el caso de mi familia y allegados, que la situación corriera su curso a pesar del calor y la salida de la rutina diaria a la que estamos acostumbrados. ¿Nos hacía falta? Sí, porque la situación nos forzó a detenernos en el tiempo y dejar de luchar en su contra y correr con este, a pensar no solo en nosotros, sino en el prójimo. Nos forzó a estar más tiempo del regular juntos. A darnos cuenta que a pesar de la situación que nos privó de ciertas comodidades que disfrutamos diariamente, tenemos mucho más y no nos faltó nada. Una lección que mis hijos aprendieron por experiencia, que no es lo mismo que enseñarla a través de la palabra. Un momento que pasó, se recuerda y espero no se olvide y que sea uno de enseñanza para agradecer todas las bendiciones que se tienen. Qué la vida trae consigo momentos difíciles, pero todo en la vida tiene arreglo con paciencia, amor y perseverancia.

Soltar la mano

#escribo, #latinaescribefantasia, #latinawritesfantasy, #vidacotidianadeunaescritora, Artículos/Articles, de la vida

De vez en cuando tomo mi #SharpiePen y mi libreta y escribo cualquier tontería. Me pica la mano. No hay razón para hacerlo, sino el deseo de trazar letras en un papel sin pensar en que será leído o compartido. Los artistas hacen garabatos, lo veo día a día, vivo con una. Practican en un pedazo de papel dibujos que desean perfeccionar o traer ideas a lo concreto en cuestión de minutos. Minutos que le han robado al tiempo mientras esperan la comida, que le hagan parte de una conversación…

5406459295_9a5de0284c_z

Photo credit: erink_photography via Scandinavian / CC BY

Nuestros garabatos son diferentes, son palabras a veces sin sentido que se trazan en el papel sin razón alguna y que inexplicablemente traen al alma escritora satisfacción. Mis libretas están llenas de esos trazos sin fundamento que se le escaparon al alma.

¿Pero son importantes? ¿Son necesarios en nuestras vidas? Todo lo que hacemos tiene importancia, se crea para satisfacción propia y la del otro individuo. Mas estos garabatos son personales y por tal tienen una pizca de importancia en la necesidad creativa de nuestra existencia. Nada extraordinario, solo una simple descarga del alma creativa a la realidad. Se quedan marcados en papeles que solo son para tus ojos y que solo uno entiende. Sí son necesarios, hay que hacerlos. Me gusta hacerlos. Les llamo las notas alcalce de mi vida. ¡Tonto, no! No para mí y estoy segura que tienes, como escritor, una libreta, o varias, marcadas con las notas alcalce de tu vida. Que ríes al leerlas, que te preguntas por qué escribiste eso, o qué pensaste al escribirlo. Quizás hasta recuerdes el momento que vivías al hacerlo.

De vez en cuando, uno que otro tiene sentido y pasa a otra realidad en mis escritos. Tenían una razón para existir, pero de esto solo hay pocos. Por eso hay que soltarlos a la realidad.

¿Sueltas tu mano de vez en cuando?

Serie- Vida cotidiana de una escritora #2: Lucha

#escribo, #vidacotidianadeunaescritora, Artículos/Articles, de la vida

Se siente el azote cálido de la brisa que viajó a través de las casas de la urbanización, recorrió suavemente el asfalto y recogió el vapor que de estos emerge y le convierte de refrescante a insoportable. La piel pegajosa pide refrescarse, pero ni tan siquiera el líquido frío que baja por la garganta alivia. La energía eléctrica cada día está más cara y el bolsillo escaso de recurso, por tal no enciendo el aire acondicionado para aliviar la onda de calor. El trópico, irónicamente paraíso caribeño, nos quema. Tan solo estamos a principios de Junio, ¿qué nos deparará Julio y Agosto?

Entre esta adversidad mi alma lucha. Busca quién es en un mar de incertidumbres. Encuentra alivio en las vivencias de aquellos que no se dieron por vencidos, pero quema la incertidumbre tal y como el trópico hace con el cuerpo. ¡Quizás por eso el calor se siente aún más fuerte! Tiembla el alma ante la batalla. ¡Lucha!, grita el espíritu desde el fondo, mas el alma no responde al grito.

Me he arrodillado ante la pereza y le he servido incondicionalmente por estos últimos meses. Ella me ha dado consuelo en una falsa comodidad, en falsas ideas. Mi cabeza sobre su regazo descansa y me siento como en un sueño donde todo está bien y nada falta. Tiembla el alma ante la batalla. Lee lecturas de la biblia por las mañanas para alimentarse y fortalecerse y reza por las noches con su familia. Mas se niega en trazar a la espera de una acción que traiga una reacción. ¡Despierta!, grita el espíritu desde el fondo, mas el alma no responde al grito.

1303726321_06cbd87814_b

Photo credit: jot.punkt via Foter.com / CC BY

¡Lucha!, vuelve a gritar con todas sus fuerzas. ¡Despierta!, escuchó el alma y mi cabeza se levanta de sobre el regazo. No luches más contra lo inevitable, lucha por lo que puedes hacer. Es a Su tiempo y no al tuyo.

Se ha malgastado un tiempo valioso que no se podrá recuperar. A la realización, se acerca la culpa sonriente y susurra sus palabras venenosas al oído. Deja que hable, no sucumbas a sus encantos. Los fuertes la ignoran. Detrás de ella la pereza espera paciente por el llamado que la traiga de vuelta. ¡Oh, alma mía, como te he maltratado!

Comienzo a trazarlas en el computador, mientras lucho con el deseo de abandonarles. Letra a letra, duelen. Duele el intento. Duele el soñar con lo próximo a decir. Duele el encanto que traen al alma y la satisfacción de un anhelo cumplido de convertirle de una reacción química neuronal existente en la mente a un producto concreto que pueda ser percibido por otros sentidos. El dolor se convierte en una seducción a mis sentidos, en fuego que quema y enciende la pasión. Respiro, sonrío. Mas la pereza está cerca aún, esperando por el llamado que la traiga de vuelta. Lucha, que te duela en el alma, lucha, susurra el espíritu. ¡Qué sin lucha no hay victoria para el alma!

Featured Photo credit: markingleukc via Foter.com / CC BY