Te Amo

Te amo
Dos palabras perdidas en la oscuridad nocturna al pernoctar.
Susurradas al oído en un enlace íntimo.
Entrelazadas en el carmesí carnoso de nuestras fauces.
Dos palabras que son catalíticos de la lumbre de tu epidermis.
Voces rítmicas que tún tunean en mi pecho.
Caminantes errantes a tu lado.
Feromonas que perfuman tu anatomía.
Dos palabras conjugadas por nuestras bocas.
Transcendentes, perpetuas, perennes.
El nudo de nuestro existir.

Publicado en el 2010.


The world is a stage, a poem

The world is a stage.
But I’m no actress!

I stand here in the middle of the stage
waiting for the spotlight to shine upon me.

I feel small, unworthy.
Invisible to the naked eye. 

There without light, darkness falls.
I’m standing in the middle of the stage in darkness.

Doubt caressing my skin. 
Whispering malicious words.

Fear emerging from the darkness.
I see it, I feel it.

Then I smile. Proud.
Confidence emerging from the fire within.
Darkness retreats.

The world is full of stages!
Here where I stand is mine!

Mine is like no other.

It is a book,
It’s a sentence.

My stage is a page.
A blank page and I am the pencil.

Black and white we become one.

There where the page is my stage
darkness, doubt, nor fear
can take the light away from me.

For here I rein.
This is my world.
This is my stage!

I proclaim the page my stage.
Every day and every night!
Word by word.

This poem was first published in 2005.


En el oeste de Puerto Rico está la nación de Yagüeka

El reino de Yagüeka (Yagüeca) que es parte del archipiélago de Güekén, escenario de los sucesos que ocurren en Obsesión, Ascensión Divina 1, sale de un yucayeque taíno ubicado en la región oeste de Puerto Rico, entre Añasco y Mayagüez, y su cacique lo fue Urayoán. Allí se originó la primera rebelión taína (1511), y en Ascensión Divina fue donde se originó la rebelión de los kahali en contra de sus creadores, los hüaku.

Los kahali le llamaron a esta rebelión El Despertar de los Heketibarú. Los hüaku, La Traición de los Heketibarú. Los kahali atacaron cuando los hüaku se negaron en interceder por ellos ante Yokajú, la divinidad creadora, para que este les entregase la sabiduría, el último elemento que les faltaba tener por naturaleza y que los haría seres perfectos y completos. Los hüaku huyeron de Yagüeka para salvarse de la furia de sus hijos, los kahali. Estos tomaron Yagüeka como su nación, al ser esta donde fueron creados. Desde entonces, los kahali y los hüaku son enemigos. Sin embargo, en Obsesión, Ascensión Divina 1, se revela la real causa por la que los Heketibarú se revelaron contra los hüaku.

No fue casualidad que en el mapa de Güekén la nación de Yagüeka estuviese en el oeste, fue adrede. Debía estar allí como en un pasado ahora vivo en esta historia fantástica.


Te Cuento Que… Newsletter

Suscríbete para que recibas contenido exclusivo y primero que en mis redes sociales. Con tu suscripción te regalo La Esencia del Oráculo, una historia de Ascensión Divina, y el primer capítulo de Obsesión.

Processing…
Success! You're on the list.

A Wordsmith’s Reflection

This short story of looking within oneself was first written and published in this blog on May 22, 2010. Today I share it with you. Hope you enjoy it and helps you look within yourself.

It was a place of astonishing beauty.  A calm breeze surrounded me, bestowing peace to my soul.  I sat down in front of an altar of stone surrounded by an arch of climbing roses. Breathing in the serene atmosphere, I heard a voice call my name, whisper questions. 

“What do you want?  What are you willing to sacrifice?”

Read More

Con la casa me desquito

Este post fue originalmente publicado el 19 de mayo de 2010 y actualizado el 2 de diciembre de 2020. Lo traigo para compartir contigo un proceso que de vez en cuando realizo cuando no fluye la creatividad. Así que disfruta de este “oldie” de hace diez años atrás. No olvides compartir conmigo que haces para hacer fluir tu creatividad.

Me desquito con la casa

Mi línea de ideas muchas veces se ve afectada por la ausencia de una palabra que me elude. Pienso que son las musas que lo hacen a propósito, que se mantienen en silencio para atormentarme y retar mi paciencia. Muchas veces lo logran y cuando eso ocurre, me desquito con la casa. ¡Sí, con mi casa! Como no desean trabajar conmigo, me retiro y comienzo a realizar los proyectos que tengo pendientes en el hogar a causa de la escritura.

Sigue leyendo