Arte Escrito Podcast: Episodio 24 Escribe lo que Conoces


Desde que comencé a escribir me aconsejaron escribiera de lo que conocía. ¿De lo que conozco?, me preguntaba cada vez que escuchaba el consejo. Sí, es uno de los mejores consejos que me han dado en esta vida de escritora.

¿Tienes algo que contarme? Envíalo a alexandraroman.com/ar/contacto-contact/ Deja tu reseña en iTunes y compártelo para que llegue a otros seres creativos. También lo escuchas en Spotify Youtube. Sígueme en Instagram, Twitter y Facebook.

Episodio 24 Escribe lo que Conoces

Arte Escrito Podcast: pa’ que te inspires, pa’ que aprendas, pa’ que dejes los miedos y las excusas y te pongas a escribir y terminar esa historia.

El Episodio:

Desde antaño, desde los comienzos de la escritura este consejo ha sido parte de la vida de los escritores. ¿Por qué? Pues porque por ahí se comienza. De ahí provienen los primeros intentos de escritura, los que nos forman, de los cuales nacen historias imprevistas que uno la llena de datos que nos ocurrieron o inventados para darle vida.

En fin, escribir de lo conocemos nos ayuda a sentirnos seguros de nosotros mismos, de que sabemos de lo que estamos hablando y eso es muy, pero muy bueno.

Muchas veces nosotros los escritores dudamos de nosotros mismos, me pasa a cada rato. Dudamos de nuestras capacidades como narradores de historias. Dudamos de nuestro don. La duda es una mala compañera y nos lleva a abandonar las historias, las aventuras. Nos hace sentirnos menos.

Por eso cuando escribimos algo que conocemos, la escritura fluye, la ves en tu mente y hasta le añades cosas aquí y allá que sabes le dará fuerza a la historia o le dará un toque especial, por no decir magia. Esto se debe a que estamos seguros de nosotros mismos, porque tenemos el conocimiento de lo que estamos narrando.

Pero, ¿qué son esas cosas que conocemos? ¿Hablo de la profesión que ejerzo afuera de mi vida como escritor? ¿De lo que estudié en la universidad? ¿Del deporte que hago? ¿Qué conozco?

Uffff, son tantas las cosas que conoces que si te pones a pensar en ellas de cantazo, te va a pasar como a las computadoras. Vas a procesar tanta información que no sabrás cómo filtrarla y a cuál darle importancia en ese momento y por ende, dudaras y quizás te des por vencido.

Eso me pasó cuando traté de sobreprocesar las preguntas. Mas hay que tomar las cosas con calma. Volviendo a las preguntas de qué es lo que conoces. Sí, puedes escribir del deporte que haces y te apaciona, o el deporte que empezaste y abandonaste por alguna razón o situación.

Puedes escribir un poema de la profesión que ejerces, una anécdota que te ocurrió en el trabajo, pero que no seas tú el que narras sino otra persona. Nárralo en tercera persona o en segunda.

Narra una anécdota de la universidad. ¿Te copiaste en un examen universitario? ¿Cómo fue esa experiencia? ¿Te cogieron o estuvieron a punto de agarrarte con las manos en la masa?

Cuando se habla de escribir lo que conocemos, se refiere también a esas experiencias de vida que incluyen lo que mencioné antes. Como también momentos de nuestro diario vivir. Como narrar una nueva receta que te diste a la tarea de hacer ayer en la tarde. Y desparamar en el papel todos tus sentimientos. Tal vez, utlizarla para crear un microcuento o cuento.

Yo a veces utilizo experiencias de mi vida en mis historias y las entretejo en ellas, se las doy a mis personajes para darles un toque de realidad, de que el lector diga esto me ha pasado.

Algo que estoy haciendo recientemente, y varias veces he compartido en mi blog, alexandraroman.com/blog, son momentos cotidianos de mis mañanas. OK, se trata de tomar algo en específico de lo que me ocurrió entre despertar y hacer mi lectura del día. En las notas del programa en mi blog, les voy a compartir los enlaces de esos que he compartido. La escribo en mi libreta matutina narrando ese momento a veces en primera persona, otras en tercera. La narro utilizando metáforas, símiles, describiendo cosas sin utilizar el nombre de esa cosa en partícular. Una vez escribí un poema, ese no lo he compartido. No creo que lo vaya a hacer, jajajaja.

Todas esas experiencias son de un momento que transcurre entre una hora y media y dos. Es algo que conozco porque lo viví, lo experimenté y causó algo en mí. Me llamó la atención.

Por lo tanto, escribir de lo que conoces te puede ayudar a espantar el miedo, a sentirte seguro como escritor. Escribir de lo que conoces puede ayudarte a comenzar a escribir el cuento de tu abuela que deseas compartir con el mundo. Escribir de lo que conoces puede ser un ejercicio íntimo que puedes realizar media hora cada mañana para activar la creatividad mientras estableces un hábito de escritura.

Así que cuando te digan escribe de lo que conoces, ya sabes a lo que se refieren. Y cuando te pregunten por un consejo de escritura, ya sabes qué contestar.

OUTRO: Ya me despido que después te aburres de mí, jajaja. Así que hasta el próximo episodio de Arte Escrito Podcast. Espero hayas disfrutado de este consejo y que te ayude en tu proceso creativo. No olvides compártirlo en tus redes sociales. Haz un screen shot del episodio y me tageas en la foto. Recuerda dejar cinco estrellitas en itunes y un comentario.

Me consigues en Twitter e Instagram como alexandra roman y en Facebook como writer alexandra roman. Arte Escrito lo escuchas en iTunes, Spotify, Google Podcast, You Tube y en mi página alexandraroman.com. Hasta el próximo episodio, te me cuidas, Bye!

Musica utilizada en el podcast: septahelix, Pyramid Folk, 2019 septahelix Licensed to the public under http://creativecommons.org/licenses/by-nc/3.0/ Verify at http://ccmixter.org/files/septahelix/59466

DALE, suscríbete a Te Cuento Que… Newsletter y recibe primero todo lo que traigo para ti. Gracias por tu suscripción.

Processing…
Success! You're on the list.