Una bendición, una cita


img_20190807_111956_566503466152932207489.jpg “Que mi amor te acompañe en los momentos de soledad y mi sabiduría te sirva para enfrentar los arduos.”  —Imugaru, Obsesión de Ascensión Divina

Con estas palabras de amor y consuelo, Imugaru, abuela de Narigua protagonista de Obsesión, le da su bendición. Ella conoce su corazón y por lo que está pasando y por tal una bendición que le inspire y le recuerde que su amor está siempre con él. 

Imugaru es una combinación de dos personas. Una está presente en mi vida y la otra no. Es una kahali fuerte, de toque sabio y amorosa. Mi abuela Pastora del Carmen Santiago Ortiz sirvió para desarrollar este personaje que llevo atado a mi corazón. Ella ya no está con nosotros, pero su amor siempre nos acompaña. Fue quien me enseñó a leer y dirigió mis pasos al lado de mi madre. Vivimos en su casa por muchos años y abuela siempre tenía una sonrisa en su rostro, una historia que contar. Escribir a Imugaru fue como estar al lado de mi abuela en ciertos momentos cuando pensaba cómo ella actuaría o diría en una situación en particular. 

Los personajes nacen a veces de una persona o varias. Para Imugaru deseaba que ella fuese ese toque maternal que necesitaba la historia. Una líder amada, una abuela que dirige y consiente. Pienso que en una historia de aventura y drama, siempre se necesita un toque como este que trae Imugaru a Obsesión

Conoce más de Imugaru en Obsesión, la primera entrega de la trilogía Ascensión Divina. Obsesión la puedes conseguir en formato Ebook a través de Amazon. 

Un abrazo, mis amores

Alexandra

 

Advertisements