Estimular la Creatividad a través de los Sentidos: el olfato

Artículos/Articles

Al estimular la audición aprendimos a escuchar en vez de oír y con la visión, a observar en vez de ver. Hoy aprenderemos a estimular el sentido del olfato

Mas, ¿qué es el olfato? ¿Lo que utilizamos para oler los aromas? 

El olfato u olfacción es el sentido encargado de detectar y procesar los olores. Es un quimiorreceptor en el que actúan como estimulante las partículas aromáticas u odoríferas desprendidas de los cuerpos volátiles, que ingresan por el epitelio olfativo ubicado en la nariz, y son procesadas por el sistema olfativo. La nariz humana distingue entre más de 10.000 aromas diferentes. El olfato es el sentido más fuerte al nacer. (Wiki)

mejores-cafes-mundo-i-cultori-del-cafe“La nariz humana distingue entre más de 10.000 aromas diferentes”, ¿cuántos puedes distinguir? Tal vez no hayas analizado esta pregunta antes o restado importancia a dato tan singular. Es impresionante lo que nuestra nariz puede hacer y cómo ella nos ayuda a procesar esa información. Uno de mis olores favoritos por la mañana es el de café recién colado, soy puertorriqueña y el café está en nuestro ADN. Reconocemos su olor tostado de inmediato y una cosa lleva a la otra, a degustarlo. 

En el artículo El sentido del Olfato se nos dice:

1Estamos constantemente rodeados de olores. Nuestro ambiente, los objetos, los animales y las personas son una fuente inagotable de buenos y malos aromas.

A pesar de que muchos subestiman al olfato, ya que no es un mecanismo de supervivencia determinante, este destaca por poseer una enorme capacidad sensitiva. Una de las principales características del sentido del olfato es que actúa ante pequeños estímulos.

El olfato puede captar a distancia y en bajas concentraciones las moléculas que reaccionan con sus órganos especializados.

A los seres creativos nos fascinan los aromas. Ellos que están siempre a nuestro alrededor, hacen de esos momentos especiales de nuestras vidas unos inolvidables. Así como el olor de tu recién nacido, el perfume que ella llevaba puesto en su primera cita, el aroma de la frisa favorita de tu hija, el olor de una especie en partícular que te hace recordar la cocina de tu abuela, o ese que recuerdas de tu niñez. Los olores estimulan el cerebro, bueno todos los sentidos hacen esta función, pero siendo éste el más fuerte nos hace transcender los parámetros del tiempo y llevarnos al pasado, o tal vez lo que realizaremos en el futuro.


el-perfumeEn el 2006 tuve la oportunidad de ver la película “Perfume, the story of a murderer“, “es la primera novela del escritor alemán Patrick Süskind, publicada en 1985 bajo el título original Das Parfum, die Geschichte eines Mörders.

El perfume transporta al lector a un mundo con el que no está familiarizado, “el evanescente reino de los olores”, a través de su protagonista, Jean-Baptiste Grenouille (grenouille significa rana en francés). La historia de Grenouille, “uno de los hombres más geniales y abominables de su época”, transcurre en la Francia del siglo XVIII. Desde su nacimiento, Grenouille descubre y percibe el mundo a través del sentido del olfato, que tiene más desarrollado que el resto de las personas. Éstas, a su vez, en ocasiones encuentran inquietante dicha capacidad en Grenouille. Él carece de un olor propio.” (Wikipedia)


A oler

Hagamos como Jean-Baptiste, y percibamos nuestro mundo a través del sentido del olfato, y transformemos nuestras experiencias en letras. Para hacer esto debemos buscar los aromas que más nos gustan; los que nos relajan; los que nos desagradan; y aquellos que, bueno, pasan desapercibidos por ser aromas del diario vivir, por ejemplo, el olor de tu hogar.

Menta

Busca el olor de los alimentos, de los perfumes en tu tocador, el del jabón con que te bañas… Da un viaje y visita el vivero cercano a tu hogar, y adéntrate en un mundo de aromas fuertes y sútiles. Paseate por la sección de las especies, y deleitate con su aroma singular, como es el de la menta, el romero, el anís, ese del orégano. 

Aspira, siente, percibe, y escribe. ¿Un poema, tal vez?

Apunta todos los sentimientos, los recuerdos o lugares a los que te transportaron justo al lado del aroma que acabas de aspirar, y guárdalo.

Recuerda, Aspira, siente, percibe, y escribe. Ve y estimula tu olfato y sonríe al hacerlo. 

Nos leemos pronto.

Advertisements