A solo cinco capítulos de completar Ascensión Divina


Sé que con todos los detalles que esta historia lleva, sin mencionar a todos los personajes, no terminaré exactamente en Noviembre 30, sino varios días después. Lo importante de todo es que alcanzaré una de mis metas para este año 2011. ¡Terminaré!

Lo que me entristece en esta parte de la historia es que tendré que poner fin a uno de mis personajes favoritos, uno que fue diseñado en alguien a quien amo mucho. Pero estoy segura de que haría lo mismo que este personaje de ser necesario. Con este sacrificio destrozaré el corazón de otro, pero abrirá sus ojos a la verdad y se encaminará de una vez y por todas a tomar las riendas de su destino y salir de la oscuridad. ¿Qué hará? Bueno, para eso hay que escribir la segunda parte de esta historia, que está visualizada para ser transformada de la imaginación a la palabra escrita a mediados del próximo año.

Hasta este momento, pues no he tenido tiempo para hacer un poco más por condiciones de salud, mi conteo de palabras es de 32,753 para el NaNoWriMo. Como la novela estaba comenzada antes del reto, el conteo total es de aproximadamente unos 130K. No he mirado atrás y ya sé que hay escenas que debo eliminar en la revisión y bajará el conteo de palabras, así como capítulos que debo dividir que me harán llegar a unos veinticinco. No estoy contando el prólogo y el epílogo, que son muy importantes.

Por el momento compartiré otro extracto de Ascensión Divina con ustedes. Este es del capítulo diecisiete Sentencia, espero lo disfruten. (Aún no he vuelto a él desde que le escribí, así que no está perfecto. Disculpen.):

A paso aligerado recorrió los pasillos del palacio con la elegancia que le caracterizaba. Su rostro sereno hacía de su belleza una majestuosa. Imuqaru, la Kahali que fue bendecida con la mirada de ojos violeta, estaba decidida en lo que debía hacer. “Gracias,” recordó haber dicho a su amado esposo Narwuti mientras ella descansaba boca abajo en su cama, con la espalda cubierta en gazas. Un olor a medicina inundaba el cuarto aquel día de sacrificios.

“No hay nada que agradecer,” ella le había contestado, el dolor era punzante en su espalda. “Era necesario y así aseguramos el futuro.” Él le sonrió y besó su mejilla. Toda la noche se quedó a su lado, pendiente a ella. Acariciando su rostro cada vez que el dolor regresaba a su espalda y le daba los medicamentos que el bohiqo le había ordenado tomara.

Dos guardias vigilaban la puerta del salón del Qaminani, al ver a Imuqaru que se dirigía hacia ellos se movieron a su encuentro dudosos para detenerla. En sus azuladas miradas se notaba la indecisión, ella se paró frente a ellos y les miró con autoridad.  Ambos tragaron y bajaron sus rostros, se movieron hacia un lado y la nabori de Imuqaru abrió las puertas. Todas las miradas de los presentes se tornaron hacia las puertas que se abrían de par en par.

Nariqah estaba en medio de ellos, frente a Arakoel y Orokoel Alnairu. Arakoel miró de inmediato hacia la puerta con un rosto serio, decidida en castigar a ese que se había atrevido a interrumpir. Al ver a su madre su rostro se tornó pálido y en sus ojos, que por siglos no habían reflejado ese sentimiento, se podía leer el terror que sentía su alma en ese instante.

Sí, mi hija, aquí estoy para poner un alto a tus planes, le dijo con la mirada Imuqaru. Arakoel inmediatamente se puso en pie, y caminó al encuentro de su madre, “No puedes estar aquí,” le dijo en voz baja.

Sus ojos se clavaron en los de ella, la serenidad aun le revestía. “No me has dado otra opción.”

“Piensa bien lo que vas hacer, antes que hagas algo de lo que puedas arrepentirte, madre.” Su respirar era aligerado, sabía el porqué ella estaba allí.

Puedes leer el extracto anterior de Ascensión Divina aquí, y agradecería compartieras tus comentarios. Un abrazo y saludos. Gracias por la visita y la inspiración.



Deja tu comentario, comencemos un diálogo. / Leave your comment, let´s start a conversation.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s