Oscura Forastera: “Y tu ni me has mirado” y “Las cómplices palabras”


Mi nombre es María, tengo 45 años. Mi pasión es la escritura y la lectura. Escribo desde siempre. MI sueño era poder publicar un libro algún día. Ahora, ese sueño se ha echo realidad, pues en septiembre saldrá editado, gracias a lapizcero ediciones, mi libro titulado…

MI MANANTIAL DE TERNURA. Me gusta escribir poesía, pero más novelas y cuentos. Algún relato corto y cartas de amor y desamor. Me gusta mucho la filosofía gótica. Adoro la naturaleza y al ser humano.

Un saludo…
OSCURA FORASTERA


Y tu ni me has mirado

He pasado por tu lado,
y te he dejado un beso
en los labios,
que pedían ser besados.
Te dejé lágrimas en tus ojos,
de mis ojos que te lloraron,
puse rubor en tus mejillas,
robándoselo a las mías,
y una caricia en tu mirada,
para hacer más dulce mi agonía.
He pasado por tu lado,
te he susurrado al oído,
palabras dulces,
rebosantes de te amo,
rellenas de ricos placeres.
He pasado por tu lado,
tantas veces te he mirado,
sonreído, admirado,
deseado y querido.
He pasado por tu lado,
y he aliviado tu soledad,
acariciando tus frías manos.
He parado frente a ti,
para darte más cariño,
y curar tu desamor.
y tú, ni me has mirado

Las cómplices palabras

Las palabras, son nuestras cómplices.
Las usamos en nuestro provecho, a nuestro antojo.
A veces sin esmero, sin saber por qué lo hacemos.

Las palabras las escribimos,
las hablamos y las escupimos,
las odiamos y las amamos,
desvestimos y desquebrajamos,
desdibujamos e incluso deshablamaos.

Las palabras, las no dichas, son las pensadas.
Son las más inspiradas, las más creíbles porque
solo nosotros las oímos, son las más pesadas
porque se clavan en el alma.

Las palabras pueden ser plumas o puntiagudas piedras,
trozos de plomo y agua de hielo,
ascuas de fuego.

Las palabras, pueden ser caricias o bofetadas,
buenas y malas, pegajosas y ásperas,
espumosas y brumosas.

Las palabras, puedes describirte,
adorarte y amarte, quererte e idolatrarte.
También pueden seducirte y obligarte,
excitarte y esclavizarte,
despreciarte y romperte.

Las palabras, tanto las escritas como habladas o pensadas,
tiene el poder de cambiarte la vida,
tan solo con pasar las páginas de un libro, en un ligero parpadeo.
Tienen el poder de definirnos, sólo, por ser humanos.
Pueden destruir y construir, armar y desarmar,
hacer y deshacer.

Las palabras, son la esencia de nuestros pensamientos,
los más queridos, los más deseados.

Las palabras, somos nosotros mismos.

©Oscura Forastera “Las cómplices palabras” y “Y tu ni me has mirado”. Todos los derechos reservados.


Puedes seguir a Oscura Forastera a través de…

Facebook
Blog: Un Manantial de Ternura

7 thoughts on “Oscura Forastera: “Y tu ni me has mirado” y “Las cómplices palabras”

  1. Unos poemas llenos de palabras y miradas, que hacen de leerlas, un bonito cometido…

    ¡Gracias a la poetisa y escritora que las crea, Oscura Forastera,
    y gracias también por el blog, Alexandra Román!

    Abrazos!

  2. Querida amiga María, celebro que otros medios se hagan eco de tu labor, de tu trabajo, de tu obra. Eres una gran escritora y tu “Manantial de ternura”, ya te he dicho en varias ocasiones será un éxito asegurado.

    Como persona, eres una gran persona y gran amiga de tus amigos, gracias por ser como eres y por estar. Te deseo todo lo mejor en esta vida. Besos

Deja tu comentario, comencemos un diálogo. / Leave your comment, let´s start a conversation.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s